Cosas que decir en una pelea a puñetazos

Niño con derecho casi ahoga a mi primo

2020.11.09 20:29 Professional_Listen9 Niño con derecho casi ahoga a mi primo

Bueno esto paso cuando fuimos con mis primos a las piscinas lo que pasó es que cuando llegamos fuimos a la piscina jugamos le enseñé un poco a nadar a mi primo y esas cosas bueno después de unos treinta minutos llegaron unos niños el niño pequeño quiso jugar con la pelota de mi primo y mi primo se negó el niño se veía bastante enojado y el hermano mayor aún más entonces me subí al borde de la piscina y me fui a secar y a comer una sandía con un primo luego escuchamos la conversación de los niños con mis primos los niños les dijeron que les dieran la pelota por las buenas o por las malas y después de unos segundos escuché a mi primo decir ayugrhrrgrgrags ayudgashshsh ayudagshshshssh lo estaban ahogando fui a ver lo que le pasaba y me metí atrás de ellos le toque el hombro al mayor y le di un puñetazo en la nariz el mayor se levanta y me empuja me lleva afuera de la piscina y me intenta patear el estómago pero yo antes le di una patada en los huevos muy fuerte se tira al piso me levanto el se levanta trato de golpearme pero lo esquive y le pegó en la panza el se levanta a darme una patada pero yo le empuje la pierna hacia atrás y casi se la rompo durante la pelea mi primo saco a mi primo de la piscina y golpeó a el md en la nariz después me logra dar un golpe en la cabeza y llega su padre el estaba apunto de golpearme peor llegan mis primos era la pelea de 1vs5 hombres musculosos así que el hombre no sé cómo se atrevió y le tiró un golpe a uno de mis primos los otros cuatro lo agarraron mientras las personas veían todo esto y luego le dieron una paliza al hombre que la verdad hasta a mí me dolió verlo 😂 un guardia y un policía paran a mis primos y ven las cámaras de seguridad cen que los md y el padre iniciaron todo y se llevan al padre ya que tenía prohibido ver a sus hijos y se los llevo sin avisarle a la madre y no pasó nada más 🤣 fin
submitted by Professional_Listen9 to padresconderecho [link] [comments]


2020.10.09 05:52 Tomason0924 tipos de gente con derecho (la guia definitiva)

aqui traigo la guia de gente con derecho tenemos muchas especies
la mas usual y conocida de todas Karen tambien conocida como rompicus huevicus: las karen son mujeres y/o hombres los cuales su edad puede variar pero todas tienen un objetivo el cual es buscar una victima para molestarle la vida, hay muchas defensas en contra de este especimen el cual varia de su raza dependiendo de su meta
la karen que quiere funar sin pruebas: si te quiere meter a la carcel siempre usa las pruebas y graba para mostrar tu inocencia.
la karen ladrona: si es que te quiere robar algo y miente a los policias haz que pruebe que el objeto en cuestion sea suyo
la karen casamentera: si quiere que seas el novio o novia de alguien intenta a toda costa escapar de esta karen es muy peligrosa ya que esta puede recurrir a tecnicas muy sucias como querer.... pedirte prestado para que estes en la casa de ella (no se si se puede escribir el termino que empieza con s y termino con o)
la karen familiar: esta karen intentara siempre estar por encima de ti sin importar tu edad genero pensamiento o gustos hay 2 maneras de evitar esta karen la primera es si eres menor de edad y aun sigues bajo su tutela juega al actor llevale siempre la corriente (excepto en casos extremos) para que no te moleste, la segunda es evita el contacto con esta persona a menos de que sea muy necesario
la karen niña y o adolecente: esta es tambien conocida como la castrosa del salon esta siempre estara ofendida y hara un escandalo por cualquier cosa por mas minima que sea por ejemplo te ve a ti sacar el celular un milisegundo esta gritara para que todos se den cuenta de que viste la hora, como evitarla has cosas sin que se de cuenta para que no haga la escena aunque tambien puede venir como el chico que quiere consolas celulares o cosas mas llevado a lo extremo como perros gatos y demas
la karen mestra: esta karen es la que va a ser tu maestra por un periodo escolar intenta no llevarle la contraria o si no esta hara todo lo posible para joderte el periodo escolar por decir algo que no le agrado a ella
la karen feminista: esta karen se caracteriza por odiar a el hombre blanco heterosexual, si te la encuentras vete lo mas lejos lo bueno es que no se podra reproducir por odiar a los hombres
karen creyente: esta karen se caracteriza por pensar que todo lo que no este a favor de la religion que ella sigue por lo general es la religion cristiana o catolica pero lleva el pensamiento al extremo de querer matar a los homosexuales, gente que le gusta los videojuegos, gente que le gusta el anime, etc... a esta karen intentara meterte a la carcel o directamente hacer un acto en contra de tu vida
y no podia faltar la madre con derecho: aquella persona que piensa que por tener un hijo todo mundo le debe dar todo en el mundo, a esta karen se le debe dar el mismo metodo de defensa que a las anteriores
Karen vecina: Que siempre va a querer lo que tú quieras: tu casa, tu internet, tu perro, tu consola... Solución: Tan fácil como llamar a la policía. Es mejor su tiene cámara en tu casa.
Nd: Generalmente encuentras este espécimen en plazas o centros comerciales. Esperando a la siguiente presa que compre o lleve algo de valor para invocar a su única y más poderosa carta "La MD" Solución: Siempre se te acercan solo a pedirte algo y al momento de rechazarlos van a buscar a su mamá, aprovecha ese lapso de tiempo para empezar a grabar. Y esconde tu celular. Luego provoca que ella misma llame a la policía.
Tips generales;
Es muy común ver combinaciones de karens.
Puede haber karens hombre (kevins
Siempre graba todo a escondidas. Cuando ellos creen que solo estás tu es muy fácil sacar una confección.
Obliga a la ley a hacer bien si trabajo, no te quedes callado.
Solo recurre a la violencia si ella o el comienza.
Si estás en buena forma corre tan rápido como tus piernas te lo permitan.
En caso de recurrir a la violencia:
Si es hombre ataca a los testículos y corre (suponiendo que no tengas oportunidad contra el). Si la pelea sería igualada ataca al cuello con colores serteros, a las costillas, usa patadas (las piernas tienen el doble de fuerza que los brazos, aprende a usarlas) .
Si es mujer comienza con una cachetada recargada desde atrás con todas tus fuerzas. Un puñetazo al estómago para dejarla sin aire. Retrocede unos pasos y da la mejor patada que puedas a su rostro. Eso la va a asustar ya que va a creer que sabes del tema, si es necesario práctica en tu casa la patada porque puede ser difícil llegar a la altura del rostro.( Está técnica no se recomienda si eres hombre ya que te podrían denunciar, solo utilizarla si hay pruebas que te favores a y si ella se puso violenta)
Gracias por leer. (gracias a Joakotaku por poner a hacer la tarea de investigar karens)
a Karen ballena: esta Karen es facil de identificar ya que pesa entre 250kg y 400kg, en extremo violenta, y cree que por tener una "limitación" todos la deben obedecer, pero evitarla es tan simple como irse corriendo, ya que su limitación fisica le impide moverse a mas de 5m por hora, y su limitación mental le hará creer que puede correr mas que uno, lo que ocasiona una falla en sus piernas en los primeros pasos y caerá activando un mecanismo de emergencia, creando un terremoto (ese es el verdadero origen de los terremotos) (gracias _shavo_)
eson son todos los que se me ocurrio y que me acuerde si alguien se acuerda de uno pongalo aca para hacer el edit (tambien pongan como evitarlo)
submitted by Tomason0924 to padresconderecho [link] [comments]


2020.09.27 05:17 Luzh_TheEnginner HIJA CON DERECHO (mi hermana) CREE QUE SOLO POR SER MENOR DEBO HACER TODO!!! (TERMINA EN BATALLA A GOLPES Y TERMINA MUY CASTIGADA)

Haber antes de empezar quiero decir que mi hermana cambio, ya no es una hija con derecho, tambien quiero aclarar que mis padres no son padres con derecho, solo fue que la criaron mal. ya aclarado eso voy a empezar con mi historia un poco larga pero que para mi vale la pena.
Reparto: HF: Hermana con derecho
m: Mi madre
p: Mi padre
HM: mi hermano (el mas maduro de todos)
D: mi perro que ya murio :(
Yo: un Futuro ingeniero exitoso Y un fiel defensor de la igualdad de genero que sacara al pais adelante.
Contexto: Soy el hijo menor de la familia, mi hermana la mayor y mi hermano el de enmedio, viviamos en una casa muy pequeña por lo que nos pedian a mi, mi hermana y mi primo (No tiene relevancia en esta historia pero vive con nosotros) que ayudaramos a limpiar la casa , todos estabamos de acuerdo pues mi padre trabaja y mi mama era quien hacia las compras importantes y otras cosas importantes, todos estaban de acuerdo, menos mi hermana, ella siempre hacia que le hiciera los deberes, barrer, ir a hacer las compras y otras que ella debia hacer, soy muy paciente, me dicen "mecha larga", porque las bombas mas devastadoras tienen mecha larga, pues cuando me enojo soy el mismo diablo, ahora si empezemos.
Era sabado por la mañana mi padre y mi hermano (mi hermano le ayuda en el trabajo a mi padre, cuando tiene tiempo libre) fueron a trabajar y mi madre a comprar, asi que dejaron a mi hermana limpiando la casa,y como siempre, mi hermana vino y me dijo:
HF: Ponte a limpiar la casa!!! y haceme caso porque soy la mayor!!
Yo que estaba muy aburrido pues ya me habia acabado todos los animes que tenia que ver (Soy un otaku devoto) , necesitaba pensar cual anime ver, asi que limpiar la casa me ayudaria a perderme en mis pensamientos y acepte, ohh GRAVE ERROR
Yo: esta bien, exclame
y me puse a limpiar la casa. mi hermana no conforme con esto pues ella necesitaba su dosis diara de superioridad, viene cada 1-3 minutos, y me dice.
HF: HAZLO MAS RAPIDO!!!
HF:TODAVIA HAY SUCIO AHí!!!
etc.....
yo estoy acostumbrado a eso pero siempre me empiezo a frustar cada vez que actua asi, pero el chispa que detono la bomba fue cuando ella vino y dijo:
HF: HACELO BIEN!!!MALTIDO BUENO PARANADA!!!, NO TE ENSEÑARON A USAR UNA ESCOBA!!! AGARRALA BIEN Y PONTE A LIMPIAR BIEN!!!
Fue cuando ya tube suficiente me pare firme, inhale mucho aire y grite una de las frases que comenzaria a usar en contra de ella:
Yo: CALLATE!!! MALPARIDA DE MI**DA!! SI NO TE GUSTA COMO LO HAGO, HAZLO TU !!!!
HF se enfada mucho y me dice:
HF: APRENDE A RESPETAR A TUS MAYORES MALCRIADO!!!
y procede a cachetearme, yo me enfureci, y cuando ella lanzo la segunda cachetada la evite con mi brazo izquierdo y la cachetie bien rico con mi brazo derecho, HF estaba roja de ira y me aruño la cara, me hice un rasgon desde la zona de las ojeras hasta por lo menos donde se marca el hueso de la mandibula, fue cuando yo explote, la agarre con mi brazo izquierdo y le di 2 puñetazos en la cara, ella grita y D que es muy sobreprotector con HF viene y se me tira encima para morderme, entonces yo le di senda patada voladora en el ocido,D luego de esto se fue chillando a la cocina (no se procupen solo le deje un poco rojo pero nada mas, luego lo mime lo mas que pude para disculparme por la patada voladora, hasta que murio por causas naturales), HF aprovecha y se me avalanza encima de mi y me causa mas aruñones, me hizo un aruñon que iba desde el hombro hasta la zona del corazon, dos aruñones grandes en el brazo derecho y en la espalda y 3 aruñones en el cuello, asi que cuando recupere mi equilibrio la agarre, y le segui dando puñetazos hasta que llego P a la casa porque olvido algo, P nos ve y nos grita.
P: QUE P*TAS LES PASA A USTEDES!!! y P procede a separarnos, nos regaña y dice que en la noche vamos ver y P procede a irse de nuevo a trabajar. seguido de esto M llega de hacer las compras, me todo aruñado y dice:
M: QUE TE PASO!!!
HF interviene y dice:
HF: El trato de matarme por que le pedi que ayudara un poco en el aseo de la casa!! llama a la policia y metelo en carcel por abusador!!
M que bien sabe como es HF se pone de mi lado, y procede a ponerme alcohol medicinal en los rasguñones. llega la noche y llega la parte que mas disfrute. P y HM llegan de trabajar y P es un hombre de palabra, y empieza a regañarnos, y empieza a discutir con M para ver quien tiene la culpa, y HM ya sabiendo todo y como el hombre maduro que es hace que P y M se relajen y dice:
HM: Los dos tiene la culpa!! HF porque es un creida y cree que por ser mayor tiene el control total sobre nosotros y YO por que no debio reaccionar asi, pero la que tiene mas culpa es HF pues es la malcriada que descencadeno toda esa pelea.
Fue cuando P y M se pusieron de acuerdo y dictaron nuestra sentencia, a mi por ser el que menos tenia culpa solo me pegarían con el cinturon y me pondria a hacer las compras importantes, sacar al perro a pesear entre otras cosas, por una semana, procedieron a pegarme con el cinturon de cocodrilo de mi papa, para mi el cinturon que mas duele, pero si eso era necesaro para ver lo que harian con HF dejaria que lo hicieran de nuevo, le pegarian porprimera vez a HF y con el cinturon de cocodrilo, le quitarian sus celulares y el internet, no le permitierian salir por 2 semanas, ella se encargaria del aseo de la casa por 2 meses, y no se que mas, y si no cumplia con estos castigos la echarian de la casa pues HF tenia ya 26 años y no es la primera vez que se pelea con algun miembro de la familai. ademas nunca busco trabajo porque P la mantenia, entonces procedieron a pegarle con el cinturon de cocodrilo, esa noche grito como nunca y yo no podia para de reir fue el dia que mas rei en mi vida incluso mi hermano que era el mas respestuoso de toda la familia se rio a carcajadas. durante todo el tiempo que duro el castigo de HF disfrute como ella se notaba muy furuiosa al cumplir los castigos y siempre le decia:
Yo: Te falto limpiar aca!
Yo: no te olvides de limpiar mi cuarto!
Yo: Limpia bien!!! Acaso no te enseñaron a usar una escoba?!!
Yo: te llego el mensaje de jose para la invitacion de su fiesta?
Disfrute como nunca. ahora no se si es por obra del destino o por alguna fuerza desconocida que HF recapacito y dejo de ser una hija con derechos, hoy que estabamos en una reunion familiar recordamos esto y nos reimos y fue cuando lo recorde y decidi publicarlo.
Venganza dulce Veganza
submitted by Luzh_TheEnginner to padresconderecho [link] [comments]


2020.08.18 20:03 Mango-899 Karen me pide que le preste mi único control a su hijo y digo que no (Termina Mal UwU)

Protagonistas
(Esto pasó en la cuarentena del innombrable XD)
Yo: Un chico muy paciente pero con sus límites
NM: Un chamaco bien malcriado ._. (de 10 años)
MD: La señora que se cree dueña de mi Xbox
M: La ley que fue a la casa de la Karen y me dejaron al Chaneque jajajajajajaja
Era un día como cualquier otro con mi Mamá hablando con una amiga que tiene desde secundaria la cual la había invitado a su casa y cuando la amiga de mi mamá llegó supe que iba a ser una Karen 100% confirmado porque no tuvo la cortesía de saludarme y dijo
MD: Que gusto cuida a mi hijo porfavor
Yo: Hola señora...
NM: Ohhh eso es Titanfall
Yo: Si... Parece que eres un niño de cultura
M: Ya sabes (Mi nombre XD) volvemos en una hora ¡Diviértanse!
(Mi M y MD se van de la casa y me dejan al niño)
NM: ¿Y que tienes en esta casa para divertirte?
Yo: Bueno tenemos la televisión que está arriba
(No tuve el valor de decirle que tbn teníamos compu porque pensé que me la iba a destrozar -v-)
NM: Tengo hambre hazme un sandwich
Yo: ¿Las palabras mágicas?
NM: Sandwich
Yo: (En tono cansado) Porfa.....
NM: Ya tu pedazo de mierda hazme un sandwich
(En ese momento el se debía de sentir bien macizo pero yo me harté me levanté y le dije)
Yo: En primera que boquita tienes ¡Wow! Y en segunda las cosas se piden porfavor
NM: Ya pues chingada madre ¿Me puedes hacer un sándwich porfavor?
Yo: Bien señor macizo te haré tu sandwich...
(Le hago el sandwich y sigo con mi partida de Pelea de Titanes)
(NM se sienta a mi lado)
NM: ¿En serio usas la basura de Northstar?
Yo: Si es un buen titan... (Sonrisa que esconde mi irá) ¿Porque?
NM: Apuesto a qué ni siquiera sabes jugar
En ese momento me indigne y le agarre el brazo con fuerza
NM: Me... Lastimas
Yo: A ver enséñame como jugar pues...
El idiota es destrozado unas 3 veces y le quitó el control a lo que el llama a su madre y me la pasa a mi
MD: ¿Porque no le prestas el control a mi angel?
Yo: Porque es mi control señora y por lo tanto es mi decisión
MD: Pero el siempre juega en los Cyber (Intento pobre de chantaje sentimental)
Yo: Señora ya le dije que no
MD: Técnicamente soy la amiga de tu mamá así que dale el control a mi hijo
Yo: Señora usted es la amiga de mi Mamá pero eso no le da derecho a ordenarme cosas como estás
MD se irrita y se escucha un pequeño crack por parte del teléfono por lo que supuse que debió tirar su celular al suelo
MD: ¡Prestale el control a mi angel o ya verás mocoso malcriado!!
Yo: Quiere que le deletree la palabra ¡No!
Cuelgo el teléfono y el niño me da una patada muy débil en la pierna izquierda
Yo: ¿Y ahora que crees que estás haciendo?
NM: Dame el... ¡Control!
Aguanto las patadas del NM hasta que el muy idiota se pega a si mismo y le sale sangre MD llega unos 10 minutos después del incidente
MD: ¡¿Pero que le has hecho a mi Angel?!
Yo: Yo no le hice nada el se pegó solo
M: (Mi nombre XD) mi hijo es pacifista
MD: ¡¡¡INACEPTABLE COMPLETAMENTE INACEPTABLE TE LLEVARÉ A LA IGLESIA PARA QUE TE SAQUEN AL DIABLO!!!
NM se levanta y me da un golpe duro en el brazo derecho al cual yo respondo con un puñetazo al estómago que lo deja sin aire
MD: ¡NO ES PACIFISTA ES UN DEMONIO!
M: El lo hizo en defensa propia...
MD: ¿¡CONTRA UN NIÑO DE 10 AÑOS!? ¡¿UN GOLPE AL ESTOMAGO DE MI BEBE?!
Yo: Señora me gustaría pedirle que se largue de aquí
MD: TU NO HABLAS ERROR DE HUMANO!
(Cabe decir que soy muy sensible por lo que me dolió un poquito T-T)
M le da una cachetada a MD y hace que está huya de la casa cargando a su hijo
Yo: ¡Y la próxima vez enséñale modales a tu hijo!
M y yo hacemos una pose de superioridad y el día transcurre ahora con normalidad .w.
submitted by Mango-899 to padresconderecho [link] [comments]


2020.08.16 12:43 fcordz Karen y su hijo malcriado me golpean por no prestarle mi iPhone

Okay está es la historia de como una Karen y su hijo me golpearon por no prestarle mi iPhone (cabe recalcar que era nuevo) Elenco Karen:k Hijo malcriado:hm Padre chido de hm:pc xd Yo:pues yo wey :v Mi mamá:m Okay (está historia será corta)bueno habían pasado 3 semanas de mi cumpleaños y me habían regalado un iPhone XR y estaba en el parque de mi fraccionamiento cuanto hm se me acerca y dice Hm:wooooooow es el nuevo iPhone? Yo:si Hm:me lo puedes prestar? Yo:no es nuevo y no confío en ti (el niño se veía de 5 o 7 años) Hm sale corriendo yo viendo estos vídeos sabía que lo feo se venía entonces salí corriendo Mientras estaba de regreso me encontré con hm y k Hm estaba llorando diciendo que le habían robado su teléfono cuando me vio y le dijo a su mamá que yo se lo había robado La mamá 3nput4d4 se me acerca y yo como Ya valió madres Cuando se pone enfrente de mi me dice K:oye perdón por lo de mi hijo Yo en ese momento estaba feliz de que no me hiciera nada cuando la señora me empieza a decir que su hijo había sacado buenas notas y yo le dije Yo:que bien (lo volteo a ver)felicidades K:si,le había prometido que le regalaría un iPhone Yo:que bien la verdad están chilos K:si,oye? Yo:mande K:no le puedes prestar el teléfono a mi hijo? Yo dudando pero como un pibe tiene que ser bueno con otro se le prestó pero aquí viene lo feo Se lo presto cuando el niño sale corriendo la mamá me agarro y yo no podía correr cuando pateo a la mamá y todavía cuando está en el suelo le pego un put4z0 en el hocico por que creo en la igualdad de género xd Bueno el niño no llegó muy lejos ya que puesssssssss digamos queeeeeeee lo atropella un carro ._. En ese momento el niño salio disparado y yo como (a nu ma el karma está de mi lado) La mamá se levanta y va con su hijo yo estoy mirando cuando veo que el señor se baja y adivinen quien era Exacto Pc lo mejor de todo fue que no lo fue a ayudar y me dijo que si estaba bien cuando miro el teléfono destrozado Pc:oye hm,ese es tu teléfono? K:si se lo acabo de comprar y ya está destruido por la culpa de este chamaco(se acerca para golpearme cuando el karma otra vez se pone de mi lado) La señora se cae por que creo que se le rompió el tacón y yo como Bendito seas dios xd K:mira lo que haces mocoso Yo:mire señora nada de esto habría pasado si no me hubiera intentado robar el teléfono K:pues mira tu teléfono está destruido y que vas a hacer Pc:mira k ya estoy arto de ti y de tu hijo (resulto que estaban divorciados y el hijo nisiquiera era de el)con el dinero que era para el teléfono que le ibas a comprar el teléfono a tu niño se lo vas a dar al niño y el teléfono se te va a cambiar gratis Yo:enserio como? Pc:yo trabajo en la Apple Store te lo voy a cambiar Hm:no es justo ese teléfono era mío El niño se levanta y corre hacia mi cuando yo le meto un puñetazo al niño empieza a llorar y creo que le rompí la nariz Hm:aaaaaaaaaaahhhhhhhh mi nariz K:ahora que le hiciste a mi niño te vamos a demandar,proceden a llamar al 911 K:hola un niño nos está atacando le rompió el teléfono a mi hijo y también la nariz Tipa del 911(se me olvidó mencionarla):okay señora pásenos su ubicación K:okay la ubicación es call(interrumpida) Yo:emmmmmmmm déjeme recordarle que usted me robó el teléfono K:callate mocoso Cuando la mamá procede a levantarse,empujarme y pegarme Yo me cai y me estaban pegando,pateando,escupiendo:pisándome (El niño se levanta) Hm:eso mamá pégale Cuando se levanta y me empieza a pegar Cuando en una de esas agarró el pie de la señora (tenía como 38 años) la acercó y le meto un cabezazo el niño me empezó a patear más fuerte pero yo no sentía nada Hm:vas a ver voy a karate te voy a mataaaaaar Cuando me levanto y agarro al niño de la camisa el niño literal se orino cuando le pego ahora si un cabezazo que si lo noqueó y pues luego pc se me acerca y se me dice Tranqui no pasa nada se lo merecen Yo ya estaba triste por mi teléfono cuando recuerdo que le había quitado la funda a mi teléfono se me había olvidado con todo el alboroto y yo feliz porque no me había pasado nada cuando me estaba yendo el niño se levanta me empieza a mirar cuando con ojos de te voy a matar wey empieza a correr hacia mi Grave error me intentó dar una patada lo que no sabía era que yo también entrenaba karate de hecho entrenábamos en el mismo lugar solo que yo era sinta roja aunque siempre estaba con los entrenadores ayudando y peleaba como un sinta negra(dato que no es importante pero lo digo igual justo 1 semana antes había habido un torneo el niño estaba enojado por que no gano nada cuando yo gane en número 1 de la competencia lo peor es que luego el niño fue con mi entrenador y le dijo que no era justo que yo hacía trampa cuando literal lo expulsaron por que golpeó a un niño pero su hermano mayor era uno de mis amigos y él si era cinta negra cuando de repente le mete una patada y el niño salió llorando luego lo sacaron del equipo por que era muy malo,lloraba por todo,se creia el mejor,rompió equipo valioso y empezó a pelear agresivamente agarrando con un niño nuevo a puñetazos cuando él no le correspondía esa tarea sino a mí el niño afortunadamente no salió herido por que lo alcancé a detener el niño enojado me dice que quería pelear conmigo y yo como pues ok y le dijo a los entrenadores que si me ganaba lo subirían a cinta negra los entrenadores sabiendo que no me ganaría dijeron que ok y yo como todo engreído que soy voy sin defensa cuando el niño le pusieron hasta almohadas para que no saliera herido cuando empezó la pelea él se quitó todo y vino a por mi me quiso dar una patada cuando yo lo paré y digamos que yo era conocido por ser el creador de una técnica que me hizo ganarle a un cinta negra le pare el pie lo empujé cuando esto va a pareces mentira pero es cierto veo como el niño me intenta dar una patada a lo que yo me agacho y como era un niño no le podía hacer daño cuando veo que me intenta golpear mientras otra vez me intenta dar una patada y detengo sus golpes y luego de un golpe le saco el aire y lo saco disparado cuando todos se quedan sorprendidos por que ya sabía que podía hacer eso por eso me prohibían pelear haciendo eso pero en ese caso me dieron permiso el niño empezó a llorar y decir que no podía respirar yo me estaba riendo,yo siempre me quedaba casi al final por que me recogían tarde cuando resulto que el niño se burlaba de mi y decía que no sabía pelear cuando lo veo como se van con sus amigos y empiezan a practicar esa técnica yo sabía que faltaba uno ya que eran 4 y solo había 3 cuando mi instinto y la cara de los niños me hacen saber que el hm me quería hacer la técnica que yo le hice lo que no sabía es que también yo era de los más rápidos y aparte había perfeccionado Eda técnica por 2 años y era muy difícil de hacer ósea si fallabas te podías caer cuando obviamente sabiendo que mi técnica era letal si se usaba al 100% obviamente cree algo para detenerla cuando para su patada y el golpe pero esos niños sabían que hacer dos me agarraron cuando el hm me golpea el estomago con todas sus fuerzas la cosa es que yo tenía un abdomen muy fuerte y solo vi que el niño otra vez empezó a llorar por que se lastimó la mano bueno hay que seguir con la historia)cuando procedo ahora si ya que ya había crecido a hacerle lo mismo pero esta vez bien no miento le di tan fuerte que hasta logré sentir sus huesos (el niño estaba gordito)ahora si el niño se desmayo y yo me fui feliz
submitted by fcordz to padresconderecho [link] [comments]


2018.07.31 17:13 master_x_2k Zumbido I

Brian era más rápido que la mayoría de los hombres de su tamaño. Dio un paso atrás para esquivar mi golpe, luego giró su cuerpo en lo que estaba aprendiendo iba a ser una patada. La cosa era que no sabía a dónde se dirigiría esa patada, y generalmente no se contenía con sus patadas de la forma que lo hacía con sus puñetazos. Sabiendo esto, siguiendo sus instrucciones de ser impredecible, me lancé hacia adelante y lo tacleé torpemente.
Su muslo me dio en el costado mientras movía su pierna, lo cual dolió, pero no tanto como habría dolido la patada. Aun así, logré derribarlo al suelo. Cualquier sensación de victoria que podría haber sentido fue efímera, porque caí con él, y él estaba más preparado para lo que venía después. Cuando golpeamos el suelo, él usó sus manos y su muslo aún levantado para llevarme a su derecha. Antes de poder orientarme, él se dio vuelta en mi dirección y se sentó a sobre mí.
Lancé un puñetazo a su costado, pero él me agarró la muñeca y giró mi brazo hasta que mi codo apuntó a mi ombligo. Agarré su camisa con la otra mano, con la esperanza de quitármelo de encima (ni de cerca), y también agarró esa muñeca. Ajustó su agarre en mi brazo derecho retorcido y sujetó mis brazos contra el suelo, extendidos sobre mi cabeza.
“Es un comienzo”, me sonrió.
Al darme cuenta de la posición en la que él me tenía, sintiendo la presión de sus muslos contra mis caderas, su peso descansando parcialmente en la parte inferior mi cuerpo, debo haber perdido algunas neuronas. Mi proceso de pensamiento se detuvo por completo. No ayudó que lo primero que mi mente interpretó con ‘comienzo’ era que esta posición nos llevara a algo más.
“Si seguimos así, podrías ser una buena luchadora”, elaboró. “Cuando estábamos en el suelo, aquí, y te empujé hacia un lado, deberías haber seguido el impulso. Obtener un poco de distancia. Si lo hacías rápido, podrías incluso haber estado de pie antes que yo, lo que sería una buena posición para atacar.”
“Mmm”, fue la respuesta más coherente que pude lograr.
“¿Vas a dejarla levantarse o estás disfrutando demasiado de esto?”, Lisa le preguntó, desde donde estaba sentada en el sofá. Ella tenía los brazos cruzados, su barbilla sobre un cojín. Tenía las manos cruzadas frente a su boca, escondiendo lo que sospeché que era una sonrisa divertida.
Brian sonrió mientras se ponía de pie, “Lo siento, Taylor. ¿Quieres intentar una ronda, Lise?”
“No estoy vestida para eso, es muy temprano en el día, y no le negaría a Taylor su diversión”, dijo, sin levantar la cabeza. Cuando le di una mirada irritada, ella me guiñó un ojo.
Brian y yo nos pusimos de pie y nos miramos, entonces ambos titubeamos, quedándome justo fuera de su alcance.
“Me sorprende que ustedes dos estén en buen estado para esto”, comentó Lisa, “¿No les duelen las piernas de estar a los brincos anoche? Tú especialmente, Taylor. Fuiste a correr esta mañana, ¿y ahora estás entrenando?”
“Si mis rodillas pudieran hablar, estarían gritando de agonía”, le respondí. Levanté mi mano mientras Brian se movía para atacar mientras yo estaba distraída, y él retrocedió de nuevo. “Pero mantenerme activa hace que mi mente no se preocupe.”
“¿Todo está bien?”, Me preguntó Brian. Me encogí de hombros, miré a Lisa.
“Taylor se fue a casa”, explicó Lisa, “Tuvo una discusión con su padre, regresó aquí. Podría quedarse un tiempo, ¿sí?”
“Sí”, le hice eco.
“Lo siento”, simpatizó Brian.
“Yo también”, dije. Me acerqué más, tratando de provocarlo para que se moviera, pero él no cayo con eso. “Amo a mi papá. Realmente nunca tuve esa fase que otros tuvieron, donde me sentiría avergonzada de estar cerca de él, donde no nos entendíamos. Pensé que éramos más cercanos que eso, hasta anoche.”
“¿Las cosas van a estar bien?”
“Realmente no lo sé”, respondí. Cambiando de tema, admití, “Está bien, estoy atascada. Estoy parada aquí, frente a ti, y no sé qué puedo hacer para que no terminar golpeada o arrojada al suelo. Si avanzo, hay un millón de cosas que podrías hacer para patear mi trasero. ¿Qué harías, en mis zapatos?”
“¿Honestamente? Hmm,” se relajó un poco, “Buena pregunta. Supongo que iría por la cosa más cercana que pueda usar como arma.”
“Aparte de eso. No hay nada que pueda agarrar que sirva para pelear sin lastimarte de verdad.”
“Creo que haría lo que estás haciendo, espera a que el otro tipo haga un movimiento.”
“Bueno. Entonces muévete.”
Él lo hizo. Dio un paso más cerca, fingió dar una patada, luego se agachó para intentar patearme los pies. Podía manejar eso al menos – Salté un poco para evitar su pie mientras se movía debajo de mí. Aun así, él estaba un paso por delante de mí, poniéndose en pie con la pierna extendida y usando su hombro para poner mi culo en el suelo. Tomé su consejo de antes, usando el impulso, rodando hacia atrás para crear cierta distancia, pero él tenía la ventaja de tener ambos pies en el suelo. Dio media vuelta y me siguió, movió su rodilla hacia adelante y se detuvo a unos centímetros de mi cara.
“Estás aprendiendo”, dijo.
“Muy lentamente.”
“Estás aprendiendo”, subrayó, “escuchas lo que digo, lo tienes en cuenta y casi nunca tengo que recordarte algo dos veces.”
Él me ofreció su mano, y cuando estiré la mano para tomarla, él se agarró a mi brazo. Agarré el suyo, y él me ayudó a levantarme.
“Vengo con café y desayuno”, dijo Alec, “que cierto líder del equipo fue demasiado perezoso para traer.”
“Oh, vete a la mierda, Alec”, respondió Brian, sin ningún veneno en su voz. Soltó mi brazo para tomar un café. “Te traigo algo nueve días de cada diez, de camino a aquí.”
“Ese es tu impuesto por la inconveniencia de que vivas fuera del departamento”, respondió Alec, avanzando hacia el sofá y dándonos a Lisa y a mí nuestros cafés. Lisa tomó la bolsa de papel y sacó unos muffins, entregándome uno. Me senté en el sofá junto a ella.
“Entonces”, se dirigió Brian al grupo, mientras todos caminábamos hacia los sofás. “Creo que es importante sacar algunas cosas del camino, ahora que sabemos para quién estamos trabajando, por qué y nuestras posibilidades para el futuro.”
Perra se instaló en el otro sofá con sus perros brincando a su alrededor mientras levantaba los pies a su lado. Eso dejó a Brian sentado en el espacio vacío entre Alec y yo. Me sentí dolorosamente consciente de dónde su pantorrilla y su brazo tocaban mi pierna y mi hombro. Había estado corriendo y luchando, probablemente estaba sudorosa. ¿Tenía olor? ¿Le daría asco eso? No pude evitar sentirme cohibida, pero me habría llamado más la atención si hacia algo al respecto. Traté de enfocarme en la discusión en su lugar.
“En primer lugar, no creo que debamos votar por mayoría sobre esto que propuso Coil. En lo que a mí respecta, esto es demasiado importante, cambia demasiado las cosas, para que sigamos adelante si alguien va a estar descontento o molesto. Llegamos a un consenso o no lo hacemos.”
No fui la única en asentir en silencioso acuerdo.
“Segundo, Alec, tengo que preguntar sobre lo que dijo Coil. Identidad pasada, tu padre. ¿Es esto algo que va a regresar y arruinarnos el día?”
Alec suspiró y se apoyó contra el brazo del sofá con un giro de sus ojos, “¿No hay posibilidad de que podamos ignorar eso?”
“No lo sé, ¿podemos?”
“Mi padre dirige su propio grupo en Montreal. Trabajé para él al principio.”
“¿Quién es él?” Presionó Brian.
“Nikos Vasil. Heartbreaker.”
Mis cejas se elevaron por eso.
Lisa silbó, “Después de que Coil soltara ese detalle, hice una lista mental de posibilidades. Lo tenía reducido a cuatro. Heartbreaker era uno, las piezas encajaban, pero era tan difícil de creer.”
“Él es grande”, dijo Brian.
“No”, Alec negó con la cabeza, “Da miedo. Él es de interés periodístico. Pero él no es gran cosa.”
Heartbreaker era lo que conseguías cuando alguien tenía un poder como el de Gallant, la capacidad de manipular emociones, y absolutamente ninguna compunción sobre usarlo egoístamente. A diferencia de Gallant, Heartbreaker no necesitaba dispararte con ninguna explosión de energía para afectarte. Solo necesitaba estar cerca de ti, y los efectos eran a largo plazo o permanentes.
A pesar de los intentos de Alec de minimizar quién y qué era su padre, era difícil ignorar el hecho de que había crecido escuchando lo que este tipo había hecho en las noticias de la noche, que había encontrado menciones de él en línea desde que comencé a navegar la web buscando cosas sobre capas cuando era niña. Heartbreaker encontró mujeres hermosas, las hizo amarlo, realmente amarlo, y formó un grupo similar a un culto con ellas sirviéndole todo lo que quería en bandeja, cometiendo crímenes para ganar su favor. Lo adoraban hasta el punto que estaban dispuestas a morir por él. Por conclusión natural, sus métodos significaban que tenía muchos hijos. Alec incluido.
“Maldición”, murmuré. Le pregunté a Alec, “¿Creciste con ese tipo?”
Él se encogió de hombros, “Era normal para mí.”
“Quiero decir, ¿cómo fue? Ni siquiera puedo hacerme una idea. ¿Las mujeres fueron amables contigo? ¿Qué- Cómo es que funciona eso?”
“Las víctimas de mi padre solo tenían ojos para él”, dijo Alec, “así que no, no fueron amables ni conmigo ni con mis hermanos y hermanas.”
Detalles” , Lisa dijo, “Vamos. Habla.”
“No soy una persona comunicativa.”
“Habla o te pateo el culo”, amenazó.
“Lo mismo digo”, agregué.
Frunció el ceño brevemente, luego cruzó un pie sobre el otro sobre la mesa de café, sentándose más profundo en el sofá con su café descansando sobre la hebilla de su cinturón. “Teníamos todo lo que podíamos pedir, en lo que respecta al dinero y otras cosas. Las víctimas de papá se ocupaban de las tareas del hogar, por lo que lo único que los niños tenían que hacer era cuidar de los bebés algunas veces. No tuve que ir a la escuela, pero algunos de mis hermanos y hermanas lo hicieron solo para no estorbar a mi padre.”
“¿Por qué?” Pregunté, “¿O es una pregunta tonta?”
“Eh. Es difícil de explicar. Él nos cultivó, como un proyecto eugenésico, se desviaba kilómetros de su camino para recuperarnos si un miembro de su ‘familia’ le era arrebatado. Montaba una maldita cruzada si era necesario. Pero cuando estábamos cerca, casi no nos prestaba atención a los niños. Cuando prestaba atención, era para disciplinarnos o ponernos a prueba. La disciplina por lo general significaba obtener una dosis de terror paralizante por no escucharlo, insultarlo o incluso mirarlo a los ojos, a veces. Las pruebas sucedieron en nuestros cumpleaños o si había tenido un mal día... intentaba generar un evento detonante. No se supone que sea tan difícil, dado que éramos capas de segunda generación, obviamente, pero él comenzó cuando teníamos unos ocho años.”
“¿Cuántos años tenías? ¿Cuándo se presentaron tus poderes?” Pregunté, con voz baja, sintiendo una intensa compasión no solo por las víctimas de Heartbreaker, sino también por los niños en esa situación.
Fueran cuales fueran mis sentimientos, Alec logró parecer aburrido con el tema. “Difícil de decir. Como no fui a la escuela, y nadie realmente tenía registros, perdí la cuenta de los años. Diez u once, tal vez. Yo era su cuarto hijo en mostrar poderes, y había dieciocho o más de nosotros cuando me fui. La mayoría de ellos eran bebés, sin embargo.”
Lo que lo hacía a él, no a Grue, el que tenía más experiencia y antigüedad.
Alec se encogió de hombros, “Así que sí. Trabajé para él durante tres o cuatro años. Hicimos trabajos, aprendí el oficio familiar. Me llamé Hijack[1] al principio. Él comenzó a presionarme. Creo que tal vez estaba teniendo problemas para afectarme de la misma manera que antes de que mis poderes se activaran, por lo que compensó eso dándome ordenes todo el tiempo. Presionó mis límites, me hizo hacer cosas que eran peligrosas, cosas que fueron difíciles para mi conciencia. Quería que me rompiera, que le suplicará que se detuviera, para tener el poder de hacer que yo hiciera lo que él quería.”
“¿Y?”
“Y él me ordenó matar a este pandillero común de un grupo que intentaba sacarnos de su territorio. Cuando terminé, él me dijo que lo había hecho mal, que tenía que volver a hacerlo con un cautivo que habíamos tomado, y sabía que no importaba lo que hiciera, él me haría seguir haciéndolo. Solo otra forma de presionar mis límites. Me había convencido a mí mismo de que no me importaban las personas a las que estaba lastimando o este tipo al que acababa de matar, y tal vez no. Quizás todavía no. No sé. Pero tenía tan poco sentido.”
Se encogió de hombros, “No vi una verdadera razón para quedarme. Me fui. Cambié mi nombre, conseguí una nueva identificación y también cambié mi nombre de villano.”
Había matado a alguien por orden de su padre, lo que lo convertía en el segundo asesino del grupo. Armsmaster debe haber desenterrado ese detalle y haber sacado las conclusiones correctas después de conectar a Alec con su alter ego anterior.
“¿Cuándo sucedió esto? ¿Este asesinato?” Pregunté en con voz baja, “¿Qué edad tenías cuando mataste a ese tipo?”
“Hmm. Me había ausentado unos dos años antes de que el jefe se pusiera en contacto conmigo, que fue más o menos en esta época el año pasado, así que tres años. Tendría doce o trece años.
¿Era eso perdonable? Le habían obligado a hacerlo, había estado en circunstancias jodidas sin una verdadera brújula moral para seguir, siendo un niño. Por la forma en que lo describía, sin embargo, no me sentó bien. Asesinato a sangre fría.
“Dijiste que perseguía a sus hijos si se iban”, dijo Brian, “¿Eso sucederá aquí? ¿Si se da cuenta de que eres uno de los suyos?”
“No sé. Tal vez. Apuesto a que enviaría a uno de mis hermanos o hermanas para hablar conmigo, y me pediría que volviera antes de que él hiciera algo más. Si eso sucediera, probablemente me iría antes de que venga en persona.”
“O podríamos apoyarte”, señaló Brian.
“O eso”, estuvo de acuerdo Alec, aparentemente ajeno a la muestra de camaradería. “¿Algo más? ¿Alguna pregunta más para su servidor?”
“Docenas más”, le dije, “pero creo que tenemos que hablar del otro gran tema del día.”
“Sí”, estuvo de acuerdo Brian. “Estoy menos que encantado de que no hayas mencionado esto, tengo mis preocupaciones sobre la posibilidad de que un tipo como él pueda ir tras de ti, tras nosotros, pero no hay nada que podamos hacer al respecto por el momento. Centrémonos en asuntos más urgentes.”
Lisa levanto los pies junto a ella en el sofá, “¿Pensamientos sobre el trato? ¿Antes de votar?”
“Tiene sentido para mí”, respondió Alec. “Es algo que pensé que acabaría haciendo eventualmente, controlar un territorio, ser el jefe de un área, dejar que los verdes lleguen sin grandes esfuerzos.”
“Podría ser un gran esfuerzo”, le dije, “Dependiendo de qué tan secreto se las arregle para mantener esto, y qué tan exitoso sea. Si esto sale mal, significa que estamos en contra de las capas que el Protectorado decida arrojarnos. Podríamos terminar con los equipos de Boston y Nueva York viniendo a resolver el problema, si se corre la voz de lo que estamos haciendo.”
“Llámame optimista”, dijo Alec. “No creo que se ponga tan mal.”
“Taylor me recordó lo que dije sobre el robo al banco y lo que terminó sucediendo.” Esto dicho por Brian. “Hemos tenido éxito porque, en general, elegimos nuestras batallas, nos lanzamos a la ofensiva y tomamos por sorpresa a nuestros enemigos. En situaciones donde no lo hemos hecho, y estoy pensando específicamente en nuestra lucha con Bakuda, realmente tuvimos problemas. Ahí fue cuando nos acercamos más a la muerte. Considera que seremos los que estén a la defensiva si mantenemos este territorio y enfrentamos a todos los que se acercan.”
“Podemos encontrarle una solución”, Lisa respondió: “Planes, recopilación de información, ataques preventivos. Tengo la información interna, y no hay nada que le impida a Taylor usar sus bichos para vigilar el vecindario. Además, Coil no dijo que no podíamos contratar a otros parahumanos, solo que cualquiera que quisiera trabajar en Brockton Bay tenía que doblar la rodilla ante él. Entonces, teóricamente podríamos reclutar otros parahumanos, si es que lo necesitáramos, aumentar nuestras fuerzas.”
“Mi problema”, elegí mis palabras con cuidado, “Es que suena demasiado bueno para ser verdad. ¿Qué pasa si no funciona? ¿Qué pasa si terminamos miserables, o si él nos traiciona, o si él no es tan bueno en esto como él cree que será? ¿Nos vamos? ¿Podremos hacerlo?”
“Me escapé de mi padre”, dijo Alec. “¿Sería tan difícil dejar a Coil?”
No tuve una buena respuesta para eso. “Supongo que no sabemos lo suficiente sobre él o los recursos que tiene a su disposición para decir.”
“Tengo mis reservas”, dijo Brian, “pero me da la impresión de que Coil va a seguir adelante con esto, independientemente de si estamos dentro o no. Prefiero estar en esto que estar sentado al margen, viendo cómo sucede.”
“Sí”, estuve de acuerdo, “Creo que en este momento, lo que podemos ganar al decir ‘sí’, y tener razón, supera con creces lo que podemos perder.”
“Entonces, ¿quién está a favor del trato?”, Lisa nos preguntó.
Levanté mi mano. Alec, Brian y Lisa se unieron a mí levantando la suya. Eso dejó a la única persona que no había participado en la conversación sobre el trato de Coil como el único voto negativo. Perra pareció despreocupada mientras frotaba el hombro de Brutus.
“¿Qué pasa?” Brian le preguntó.
“No me gusta. No confío en él”, no levantó los ojos de Brutus.
Me incliné hacia delante, “No digo que estés equivocada al no confiar en él, ¿pero por qué?”
Angelica, el terrier de un ojo y una oreja, la acarició con la nariz, y Perra la rascó detrás de la oreja. Perra explicó: “Habla demasiado. La única razón por la que la gente habla como él es si están ocultando algo.”
“No creo que esté tapando nada”, dijo Lisa, “mi poder probablemente me daría una pista si estuviera escondiendo algo.”
“Voy con mi instinto, y mi instinto me dice que no. Además, las cosas están bien tal como están.”
“Pero podrían ser mejores”, dijo Alec.
“Tu opinión, no la mía. ¿Hemos terminado aquí? Dijiste que no aceptaríamos el trato a menos que todos estuvieran de acuerdo con él, y yo no lo estoy.”
Brian frunció el ceño, “Espera. Supuse que discutiríamos esto, nos escucharíamos el uno al otro.”
“Nada de qué hablar”, Perra se puso de pie y silbó dos veces. Sus perros saltaron del sofá para seguirla. “Me voy a trabajar.”
“Vamos”, dijo Brian, “No-”
Lisa lo detuvo, “Esperemos, entonces. Dijo que teníamos una semana, que podemos permitirnos esperar uno o dos días. Perra, ve a hacer lo tuyo, quítalo del camino. Pero tal vez trata de estar más abierta a la negociación y la discusión cuando surja nuevamente.”
Las cejas de Perra se unieron en una mirada, no dirigida a nadie en particular. Volvió su atención a recoger las cosas que necesitaba: bolsas de plástico, algunas barras energéticas, correas y una mochila con una vara de plástico azul brillante que sobresalía de un hueco en la cremallera.
“Oye”, dije, “¿Puedo ir contigo?”
Me había dicho a mí misma que quería conectarme con estos tipos, y eso no iba a suceder si simplemente me relajaba y participaba solo cuando me invitaban. Tenía que hacer el esfuerzo. Dado a lo que estaba renunciando al estar aquí, pensé que me lo debía a mí misma.
Perra, sin embargo, no quedó impresionado. La mirada que me dio podría haber enviado a un pequeño animal huyendo por su vida.
“Vete a la mierda”, escupió las palabras.
“Oye. ¿Qué?” Estaba aturdida.
“Quieres venir y molestarme para que cambie de opinión. Bueno, vete a la mierda. No vas a entrar en mi espacio, metiéndote en mis asuntos, para obligarme a hacer o decir algo que no quiero hacer.”
Comencé a levantar las manos, en un gesto de apaciguamiento, pero me detuve. Perra tenía un estándar diferente para manejar situaciones sociales. Ella no entendía cosas como el tono, el énfasis, el sarcasmo, y el precedente la había llevado a asumir el sarcasmo y la agresión de cualquier declaración. Y no solo era con declaraciones, tenía la sospecha de que el gesto de levantar las manos podía verse como agresivo, o algo así como un animal que intenta hacerse ver más grande, intimidante.
Tuve que comunicarme con ella de una manera que dejaba el menor espacio para interpretaciones erróneas.
“Vas a encargarte de los perros rescatados, ¿verdad? ¿Eso es lo que haces cuando sales? ¿Tu ‘trabajo’?”
“No es asunto tuyo.”
“Coil dijo que estás sobrecargada. Te ofrezco un par de manos extra, para que puedas darle a los perros más de la atención que necesitan.”
“Pura mierda.”
“Basta”, Brian comenzó a levantarse, “Tienes que calmarte-”
Puse mi mano sobre su hombro y lo empujé hacia abajo. “Estoy bien. Rachel, voy a hacerte un trato.”
Sus ojos se entrecerraron.
“Pienso que mi último trato fue bastante justo, ¿Podrías escuchar este?”
“Bien.”
“Déjame acompañarte. Ayudaré donde pueda, quizás hablemos, pero no hablaremos de Coil, a menos que lo menciones. A cambio, si lo menciono, o si trato de manipularte de una forma u otra, puedes darme un golpe libre de consecuencias.”
“Un golpe sin consecuencias.”
“Un golpe, como quieras, donde quieras pegarme. Sé que Brian dijo algo acerca de que no haya repeticiones del día en que nos conocimos, nada de peleas dentro del grupo o lo que fuera, pero esto sería una excepción. Totalmente permitido.” Eché un vistazo a Brian, que solo me miró con preocupación y meneó la cabeza con fuerza.
“Nah”, Perra respondió, “Me molestarás de alguna otra manera.”
Impulsivamente, le dije: “Entonces, ¿qué tal esto? Si terminamos, volvemos aquí, y resulta que arruiné tu día, obtienes ese tiro libre.
Ella me miró por un momento. “Así que solo tengo que aguantarte por unas horas, ¿y luego puedo tirarte los dientes?”
“No”, dijo Brian, levantando la voz.
“Sí”, le dije, dándole a Brian una mirada penetrante. “Si menciono la reunión antes que tú, o si te molesto.”
Ella me miró, “Lo que sea. Si estás ansioso por ser golpeada, es tu funeral.” Ella se quitó la mochila y me la arrojó. La atrapé con ambos brazos. Más pesada de lo que parecía.
Mientras me apresuraba para ponerme las zapatillas, Alec me susurró: “Estás loca.”
Tal vez. Probablemente. Pero no podía pensar en una mejor manera de acercarme a Perra.
Esperaba que esto no fuera algo de lo que me arrepintiera.
[1] Hijack: Secuestrar o tomar el control de un vehículo o una señal.
submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.28 22:48 master_x_2k Enredo VI

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo VI

“Ríndanse”, nos ordenó Armsmaster.
“No”, replicó Grue.
“Solo van a avergonzarse si prolongan esto.”
“Te superamos en número de cinco a tres, de ocho a tres si cuentas los perros”, respondió Grue. “Puedo ver a tu amigo Velocity al acecho allí.”
“¿Qué esperas lograr? Lo admito, fue inteligente controlar el campo de batalla, dictar cada enfrentamiento, así ocurría en tus términos, y usar nuestras propias armas contra nosotros... pero esas armas ya no funcionan. Ninguna de sus armas funciona,” Armsmaster volvió la cabeza para mirar hacia donde Miss Militia tenía a Regent a punta de pistola. “Lo que significa que puedes dejar de intentar usar tu poder sobre mí, Regent. Tengo una pequeña luz parpadeante en la esquina de mi interfaz visual diciéndome que estás intentando algo. He creado un escudo psíquico y empático para protegerme de ti y de Tattletale.”
Eché un vistazo a Tattletale. ¿Estaba psíquicamente protegido contra ella? ¿Cómo funcionaba eso?
Entonces recordé. Cuando nos enfrentamos a Glory Girl y Panacea, ¿no había dicho Tattletale que leía las mentes? Y ahora Armsmaster tenía mala información y pensaba que era inmune.
“No necesito leerte”, le dijo, “eres el único con escudos, por lo que tus compañeros de equipo y el personal de ERP no tienen ningún escudo psíquico, y puedo leerlos para obtener cualquier cosa que necesite. No eres el mejor inventor, pero como la mayoría de los artesanos, tienes una habilidad especial. La tuya simplemente es condensar e integrar tecnología. Solo funciona en tu presencia inmediata, pero aun así, puedes tener mucha más tecnología en un espacio del que debería poder caber... como tu Alabarda.”
Armsmaster frunció el ceño. “Estás mintiendo.”
Maldición. Ojalá pudiera haberle dicho que tenía un detector de mentiras incorporado en su casco. Pero no pude sin explicar que lo conocía.
Tattletale se lo tomó con calma, sonriendo, “Claro, mentía acerca de la parte de leer mentes. No sobre tu arma y poder. Veamos... para tratar con mi colega Grue, has convertido esa cosa en un elegante diapasón, un tenedor de afinar. ¿Percibiendo vibraciones en el aire, convirtiéndolas en imágenes con ese elegante casco tuyo?
Grue hizo crujir sus nudillos. Él había recibido el mensaje. La oscuridad no iba a hacer mucho. Armsmaster, por su parte, apretó su arma con más fuerza. Una amenaza tácita para Tattletale.
“Y el extremo trasero de ese palo tuyo está usando el cobre entre las baldosas del piso para ayudar a transmitir una carga eléctrica al área a tu alrededor para un lujoso atrapa moscas. ¿Lo preparaste antes de venir aquí esta noche sabiendo cómo estaba construido el piso?
Él no respondió.
“Supongo que no. Feliz coincidencia de que la configuración que preparaste funciona tan bien como aquí, entonces.”
De nuevo, sin respuesta. Ella sonrió un poco más. Ella continuó, “Puedes decir si estoy mintiendo, ¿eh? Eso es genial.”
El arma de Armsmaster se volvió para apuntar en su dirección general. Ella no retrocedió.
“Entonces sabrás que estoy diciendo la verdad cuando digo que tu equipo te odia a muerte. Saben que te importa más subir de puesto como el séptimo miembro más destacado del Protectorado que lo que te importan ellos o la ciudad.”
En el lapso de un segundo, la hoja de la alabarda se rompió en tres pedazos, se reconfiguró y disparó en estilo garfio a Tattletale. Los dientes se cerraron juntos, formando una bola suelta mientras volaba, golpeándola sólidamente en el estómago. Ella se desplomó en el suelo, con los brazos alrededor de su cintura.
La cabeza del arma se tambaleó y volvió a su lugar sobre el poste.
“Bastardo,” habló Grue.
“Aparentemente, según tu compañera de equipo,” respondió Armsmaster, aparentemente indiferente.
Reuní mis bichos, acercándolos cerca y arriba del Armsmaster en caso de que los necesitara para actuar rápidamente.
Armsmaster giró su cabeza en mi dirección, “¿Skitter? Tú, especialmente, no quieres irritarme más esta noche.”
La parte inferior de su Alabarda golpeó el suelo, y los bichos murieron. Eché un vistazo al suelo mientras lo hacía. Efectivamente, las baldosas anchas tenían pequeñas líneas de metal - ¿bronce? - dividiéndolas.
Hubo una oleada de acción donde estaban Regent y Miss Militia. Ella pareció soltar la ametralladora, y Regent aprovechó la oportunidad para alejarse. Él no dio un paso antes de que recuperara el equilibrio y cayera en una patada baja que barrió sus piernas debajo de él. La ametralladora se disolvió cuando estaba a medio camino del suelo, convirtiéndose en un brillo de energía verde oscura que retrocedió hasta su mano. Se volvió a materializar en un reluciente machete de acero. Regent detuvo sus forcejeos en el momento en que apoyó la punta del arma afilada contra el costado de su garganta.
Armsmaster lo observó todo sin mover un músculo. Incluso si no le importaban demasiado sus compañeros de equipo, al parecer confiaba en que Miss Militia se encargaría sola.
“Grue. Has demostrado que puedes desaparecer los efectos de tu poder,” dijo Armsmaster, “Hazlo ahora.”
“De alguna manera,” respondió Grue, “No veo una razón importante por la que deba escuchar.”
“Um, tengo una espada presionando contra mi cuello, hombre”, señaló Regent.
“...No veo una razón importante”, repitió Grue.
Regent soltó una pequeña risa, “Andate a la mierda.”
Armsmaster miró desapasionadamente el intercambio, luego habló, muy serio, “Míralo de esta manera. Si hay testigos, a Miss Militia le costará mucho convencer a la gente de que ella apuñaló a su amigo en la garganta en defensa propia.”
Echó un vistazo en dirección a su segunda al mando, y Miss Militia asintió con la cabeza en respuesta.
¿Lo haría? Probablemente no, sospeché. ¿Podíamos arriesgarnos? Esa era decisión de Grue.
Grue miró hacia donde estaba Regent. Después de un segundo, hizo que la oscuridad se desvaneciera. La gente en la multitud estaba mayormente acurrucada en el suelo, tratando de defenderse de las picaduras del enjambre. Los perros acechaban en los bordes de la habitación, y Perra estaba a montada sobre Angelica. Velocity, con su traje rojo con las rayas de carreras por ambos lados y dos rayas que se unen en una 'v' en su pecho, no estaba tan lejos de ella. Sospeché que habían estado luchando.
Encontré a Emma en la multitud. Su padre estaba acurrucado sobre sus dos hijas, como si pudiera protegerlas de cualquier peligro, y la madre de Emma la estaba abrazando por los hombros.
De alguna manera, eso realmente me molestó.
Armsmaster miró en mi dirección, “Y los bichos.”
A regañadientes, los alejé de la multitud. Coloqué los bichos voladores en las partes intactas del techo. Levanté la vista hacia los bichos y suspiré. Luego miré a Emma otra vez.
Realmente no era como quería que esto terminara. Yo arrestada, mi plan un fracaso, ¿Emma saliendo libre con una familia, amigos y sin mayores consecuencias por toda la mierda que había hecho?
“Señor”, hablé, tratando de parecer segura. ¿Reconocería Emma mi voz? “Déjeme revisar a Tattletale.”
“Puedes hacerlo una vez que te hayas rendido”, dijo. Cambió su postura para que su Alabarda apuntara en mi dirección general. Hice una mueca. No quería recibir el mismo tratamiento que Tattletale había recibido. ¿O no lo haría con la gente mirando?
Mis ojos se movieron en dirección a la multitud, a Tattletale, quien no parecía estar a punto de hablar. Todos los ojos estaban sobre la escena. ¿Por qué se había tomado el esfuerzo de conseguir una audiencia? ¿Podría usar eso? ¿Por qué estaba tan molesto cuando lo encontré en el ferry? ¿Qué había hecho Tattletale para enfatizarnos sobre Armsmaster?
Reputación.
“Necesito asegurarme de que no hizo ningún daño serio”, hablé, solo un indicio de acusación en mi voz.
“Ella está bien.”
“Quiero verificar eso por mí misma”, le dije, de pie. ¿Qué tan lejos puedo empujar esto? “Por favor, ella se estaba rindiendo y la golpeaste con tanta fuerza.”
“Estás mintiendo.”
“¡Un carajo!” Regent se unió, “Tattletale se acerca a ti, lista para ser esposada, ¡y tú la golpeaste tan fuerte que voló al otro lado de la habitación, maldito lunático!”
No me atreví a mirar a la multitud. Armsmaster era la persona a la que necesitábamos sacarle una reacción.
“Suficiente. Esto es una falsedad”, dijo Miss Militia, su voz levantada tal vez un poco para llegar al resto de la habitación.
“¿¡Por qué crees que somos tan reacios a rendirnos, si ese es el trato que vamos a recibir!?” Regent gritó: “¡No es como si no estuviéramos totalmente jodidos!” Miss Militia movió el machete para recordarle que estaba allí.
Armsmaster volvió la cabeza hacia mí. Esta fue mi gran apuesta. ¿Cómo respondería? Si él me revelara como traidora dentro de los Undersiders, ¿La gente lo creería? ¿Mi equipo lo creería? ¿O solo dañaría su credibilidad? Él no sabía que Tattletale podría decir que era verdad.
“Miss Militia tiene una espada en la garganta de mi compañero de equipo”, Grue rompió el silencio, “creo que es bastante claro que no se están conteniendo.”
Armsmaster se volvió hacia su compañero de equipo, “Quizás un arma menos letal sería más apropiada.”
Las cejas de Miss Militia se entrelazaron preocupadas, “¿Señor?”
“Ahora.” No dejó lugar para discusiones. Luego, para asegurarse de que todavía tenían el control de la situación, recurrió a su rehén más cercano.
Yo.
Estaba boca arriba y no podía retroceder lo suficientemente rápido como para escapar, especialmente cuando tuve que soltar los brazos de las correas que sostenían el tanque de espuma de contención en mi espalda. Apuntó con la cabeza de su arma hacia mí mientras caminaba en mi dirección, la amenaza de disparar sirviendo para mantenerme bajo control. Miré a Grue, pero él estaba congelado, dos de sus compañeros de equipo a merced de los mayores héroes de la ciudad. Tattletale estaba luchando por ponerse de pie, pero no pudo lograr mucho.
Encima de Regent, la espada brilló y se convirtió en esa energía negra y verde. En ese momento, Regent golpeó, colocando sus rodillas contra su pecho, luego pateando hacia arriba y hacia un lado para dale con dos talones a la parte superior de la barriga de Miss Militia. Un segundo después, él empujó ambas manos en dirección de su clavícula.
La energía negro verdosa de su poder continuó formándose alrededor de ella sin solidificarse cuando el contenido de su estómago comenzó a salir violentamente de su boca, salpicando en el pañuelo de la bandera que cubría la mitad inferior de su rostro y desbordándose en el piso. Regent tuvo que rodar hacia un lado para evitar ser bañado en vómito.
Aproveché la distracción y traje todos los bichos de la habitación desde el techo, enviando una gran mayoría de ellos hacia Armsmaster. Se limpió la cara para quitarlos, luego levantó su arma. Agarré el mástil con ambas manos antes de que pudiera golpear el suelo, y me tiré a través del piso para ubicar mi cuerpo entre el poste y el suelo.
La descarga eléctrica no se sintió como pensé que lo haría. Cuando la punta de la Alabarda hizo contacto con mi cuerpo, fue como si alguien hubiera arrojado un puñado de serpientes vivas sobre mi pecho y estuvieran retorciéndose en su lugar allí, un único zarcillo corriendo por la piel de mi brazo derecho y sobre mis dedos . No dolió mucho en absoluto.
Y los bichos alrededor de Armsmaster no murieron. Muy pocos de los que están sobre mí perecieron incluso.
Sabía que la seda de araña era aislante hasta cierto punto. Estaba realmente contenta de que fuera lo suficientemente aislante. De verdad, realmente contenta de que mi interferencia fuera suficiente para evitar que la energía atravesara el área y eliminara a los bichos del aire.
“Hm”, cerniéndose sobre mí, Armsmaster hizo un ruido de desaprobación, “No fue inteligente.”
“¡Perra! ¡Perros!” Grité, “¡Grue! ¡Sombréame!”
De todos los tiempos para caer en la gramática de los hombres de las cavernas. Aún así, él nos ahogó a mí y a Armsmaster en la oscuridad.
Cuando Armsmaster logró arrancar la Alabarda de mis manos, tuve suficientes bichos sobre él para saber que estaba bajando la parte inferior de su alabarda contra el suelo, lejos de mí. Mis bichos no murieron, y continuaron asentándose en la piel expuesta de su cara inferior, gateando debajo de su visor. La carga o lo que fuera que estaba usando para dirigirla no conducía a través de la oscuridad.
Antes de que pudiera golpearme, me dirigí en la otra dirección. Permanecer cerca de Armsmaster no era una buena idea, ya que mi poder era el que funcionaba a distancia, y él era el combatiente a corta distancia. Sentí que se alejaba de mí, arrancando los bichos de su boca y su nariz, saliendo del lado opuesto de la nube de la oscuridad para golpear el suelo, matar el enjambre que le había puesto y luego volver su atención los perros que corrían hacia él.
No estaba a dos pasos fuera de la oscuridad cuando tuve a Velocity en mi cara.
Battery y Velocity eran ambos un tipo de velocistas, dándoles la capacidad de moverse a un ritmo ridículo. Aunque eran tipos muy diferentes de velocistas. Como yo lo entendía, de todas las cosas que había leído en línea y en las revistas y entrevistas, Battery podía cargarse y moverse a velocidades mejoradas durante períodos muy cortos de tiempo, algo así como el poder de Perra inflaba a sus perros, pero concentrado en unos breves momentos. Era un cambio fisiológico, que alteraba su biología y luego la devolvía a la normalidad antes de que fuera demasiado para su cuerpo. El propio acto de moverse a la velocidad que estos chicos podían manejar era un esfuerzo increíble en el cuerpo. Solo había uno o dos parahumanos en el planeta que podían manejar ese tipo de movimiento sin trucos ni limitaciones, y Battery y Velocity no estaban entre ellos.
Velocity, en contraste con Battery, se parecía más a Shadow Stalker. Cambiaba de estado, y aunque no tenía idea de qué significaba esto exactamente, si era que él pasaba parcialmente a otra dimensión o alteraba la forma en que el tiempo o la física funcionaban en relación con él mismo, sabía que eso lo hacía capaz de moverse muy rápido, sin necesidad de descansar como lo hacía Battery. Lo suficientemente rápido como para que mis avispas no pudieran aterrizar sobre él, y las que lo hicieron fueron despachadas antes de que pudieran comenzar a picar.
El inconveniente, sin embargo, era que mientras se movía así no golpeaba tan fuerte, probablemente por las mismas razones por las que no estaba destrozando sus huesos cuando sus pies impactaban contra el suelo diez veces por segundo, haciéndose trizas por fricción o por falta de oxígeno debido a la inhabilidad de respirar. Su velocidad viene con una capacidad reducida para afectar el mundo que lo rodea y verse afectado por él. No podía golpear tan fuerte, no podía sostener o mover cosas tan fácilmente. Una pérdida efectiva de fuerza proporcional a la velocidad con la que era capaz de moverse.
Así que, tan rápido como se movía, ser golpeada por él no era mucho peor que ser golpeada por un niño de ocho años.
El problema era que me estaba golpeando mucho. Sus percepciones también aumentaban, lo que significaba que tenía el lujo de lo que deben haber sido segundos en sus propios sentidos para ver mis reacciones, calcular el mejor lugar para pegar ese siguiente golpe o patada para desequilibrarme o infligir dolor. Era menos como estar en una pelea a puñetazos y más como ser atrapado en un vendaval que tenía toda la intención de atormentarme.
Velocity me obligaba a retroceder, tropezar y en general solo estaba trabajando para llevarme en una dirección: hacia una ventana abierta. O me obligaría a pasar y me dejaría colgando de la cornisa, impotente para evitar el arresto, o tendría que darme por vencida y dejarme caer al suelo, y en ese punto todo habría terminado. Una vez que esté abajo, él o bien continuaría la embestida hasta que otra capa pudiera acabar conmigo, o él apagaría su poder el tiempo suficiente para golpearme en la cabeza un par de veces con una silla o algo así.
Al otro lado de la habitación, Grue estaba trabajando con dos de los perros y Perra para mantener Armsmaster acorralado, mientras que uno de los perros y Regent mantenían a Miss Militia fuera de combate.
No podría ganar esto por mi cuenta.
“¡Grue!” Grité. Me golpeo en la boca tres veces antes de poder levantar un brazo para alejar a Velocity y volver a hablar: “¡Necesito cobertura!”
Él me dedicó una mirada y una explosión de su oscuridad. En un instante, estaba ciega y sorda, con solo mis bichos para guiarme.
Pero Velocity se ralentizó, y tenía mis sospechas de que no era solo el hecho de que tenía que usar sus manos para encontrarme antes de golpear. Grue había dicho que los poderes de Shadow Stalker eran de alguna manera menos efectivos en su oscuridad. ¿Podría eso aplicarse a Velocity también? ¿O era solo la resistencia extra del poder de Grue contra el aire normal, combinado con la baja resistencia de Velocity?
Mis bichos ahora se estaban posando con éxito en él, curiosamente me daban una mejor idea de sus movimientos que mis ojos, y les estaba ordenando que no picaran ni mordieran, por lo que no sería fácil encontrarlos. Comenzaron a agruparse en él, y de alguna manera sentí que eso lo estaba frenando aún más.
El ataque había sido suavizado, y no era ni la mitad de efectivo para mantenerme fuera de balance ahora. No podía ver mi postura de manera efectiva para conocer los lugares óptimos para atacar, así que pude poner mis pies firmemente en el suelo. Golpeé dos veces con mis puños, pero mis golpes no tuvieron impacto. Algo que tenía que ver con su poder, sospechaba, así como su habilidad para moverse lo suficientemente rápido como para soportar cualquier golpe que sintiera.
Así que agarré un arma a la que no podía reaccionar, mi spray de pimienta, y le di un chorro en la cara. Entonces instruí a los bichos que había juntado sobre él que mordieran y picaran.
El efecto fue inmediato y dramático. Nunca has visto a alguien sacudirse como loco hasta que lo ves en un velocista. Cayó al suelo, se levantó, cayó sobre una silla, y luego subió un segundo después, arremetiendo contra una mesa, palmeándola ciegamente con la esperanza de encontrar algo con lo que lavar sus ojos. Lo sentí frenar dramáticamente, aumentando su propia fuerza lo suficiente como para permitirse comprobar las tazas y jarras.
Tenía bichos en la mesa que estaba buscando, y el único líquido que había era vino. Anticipando que continuaría buscando algo de alivio, me acerqué a la mesa más cercana.
Efectivamente, se lanzó a la misma mesa y comenzó a buscar. Di un largo paso hacia mi izquierda, me estiré a mi espalda y agarré con ambas manos el mango de espuma de mi bastón extensible. Como un palo de golf, lo moví hacia arriba y entre sus piernas.
Mi razón era que necesitaba obstaculizar su movilidad, pero no quería causar ninguna lesión permanente, lo cual era una posibilidad si lo golpeaba en la rodilla o la columna vertebral. Además, el Protectorado tenía diseñadores de vestuario de primera categoría, ¿y qué superhéroe masculino con un traje caro saldría sin protección en la ingle? ¿Cierto?
A menos que, la idea cruzó por mi mente cuando Velocity se desplomó, había descartado la protección para una mayor movilidad y para reducir la fricción.
Encontraría alguna manera de compensarlo, después de todo esto hubiera terminado.
Tiró débilmente de mi muñeca mientras yo juntaba su brazo izquierdo y su pierna derecha, y los apretaba con un doble juego de esposas de plástico. Luego esposé su brazo derecho a la mesa frente a él. Velocity estaba fuera de acción, a efectos prácticos.
Aunque cada impulso me decía que debía salir de la oscuridad y echar un vistazo a lo que estaba pasando, me quedé quieta, agachada y sintiendo con mis bichos. Con sus piernas y cuerpos sirviendo como miles y miles de pequeños dedos que podría usar para sentir mi entorno, tuve una idea de la situación.
Desde que le hizo lo que fuera que le hizo a Miss Militia, Regent había empezado a vigilarla encima de ella. Él tenía una mano extendida en su dirección mientras ella luchaba en el suelo, agitada ahora, con sus extremidades temblando. Tattletale estaba con él, con una mano aún apretada contra su estómago, pero ella estaba de pie, mirando a la multitud por cualquiera que pudiera intervenir para rescatar a Miss Militia.
Lo cual solo dejó a Armsmaster. Excepto que ‘solo’ no era la palabra correcta. Perra, sus tres perros y Grue habían rodeado a Armsmaster, e incluso con eso, tuve la impresión de que él tenía el control de la situación.
Había vuelto a formar la cabeza de su Alabarda en una bola suelta y tenía la cadena que usaba para el gancho extendida parcialmente para que pudiera servir como un mayal. Había un impasse mientras mis compañeros de equipo permanecieran donde estaban, manteniéndose espaciados, fuera del alcance del arma. Armsmaster, por su parte, estaba de pie en una postura de pelea suelta, sosteniendo la larga vara de su Alabarda mientras balanceaba la cabeza del mayal en una figura de ocho relajada.
Brutus gruñó a su presa, moviéndose medio paso demasiado cerca, y Armstrong aprovechó la oportunidad. La cadena se extendió con un leve zumbido y el mayal se movió con sorprendente rapidez para colisionar con el hombro de Brutus. Por la reacción de Brutus, pensé que acababa de ser golpeado por una bola de demolición. O Armsmaster era mucho más fuerte de lo que parecía, o había algo en su arma que le estaba dando un empujón extra. Dado que él era un artesano, podría haber sido cualquier cosa.
Armsmaster no se detuvo al derrotar a Brutus. Cuando terminó de darle a la pelota el impulso necesario, Armsmaster revirtió su agarre y se lanzó hacia Grue, balanceando la parte inferior de su arma como un bate de béisbol. Grue evitó el golpe dando un paso atrás y agachándose, pero no pudo recuperarse lo suficientemente rápido para evitar el siguiente movimiento. Armsmaster siguió avanzando, sin detenerse cuando tomó el extremo del palo con sus dos manos y golpeó con fuerza la sección media de la barra contra el pecho de Grue. Grue golpeó el suelo con fuerza suficiente que casi rebota, y fue empujado con fuerza hacia el suelo por segunda vez cuando Armsmaster bajó el extremo del poste contra su estómago.
Sin pensarlo, salí de la oscuridad y luego me detuve. ¿Qué ayuda podría ofrecer interfiriendo?
Perra silbó para que un perro atacara, pero Armsmaster ya estaba reaccionando, tirando de su codo contra la cadena para controlar el movimiento de la cabeza del mayal. Dejó caer la barra y agarró la cadena para tirar de la bola hacia sí mismo, la atrapó con la mano libre y giró en un círculo cerrado para preservar el impulso del vuelo de la cabeza del mayal, y lo estrelló con fuerza contra la oreja de Angelica. Perra tuvo que dar saltos hacia atrás mientras Angelica se desplomaba en el suelo donde había estado parada.
Sin mirar hacia abajo, Armsmaster colocó una bota blindada debajo del palo mientras rebotaba contra el suelo, luego la pateó hacia arriba hasta el nivel del pecho. Tomó su arma con una mano y recogió la cadena. La cabeza del mayal volvió a su forma de cuchilla cuando se volvió a conectar con la parte superior del palo.
Dos perros y Grue abajo, y lo había hecho parecer fácil.
Me di cuenta lo que ponía a Armsmaster un paso por encima de otros artesanos, por encima de otras personas con la capacidad de inventar y realizar ciencia loca, y no era la loca cantidad de entrenamiento al que probablemente se había sometido. Los Artesanos tendían a tener una habilidad especial, una cualidad especial específica para su trabajo. De acuerdo con Tattletale, la habilidad de Armsmaster le permite combinar la tecnología y aun así hacer que funcione. Otros artesanos estaban limitados en cuanto a lo que podían cargar y tener acceso en cualquier momento dado, ¿pero Armsmaster? Tenía una solución para cada problema en el que había podido pensar, sin tener que preocuparse por la logística del espacio, el peso de su hardware y la capacidad en su cinturón de herramientas, o lo que sea. Y con todo eso, su equipo principal, su armadura y Alabarda, todavía eran devastadores y completamente confiables por derecho propio.
Mientras Armsmaster le daba la espalda, vi a Tattletale dar un paso a un lado, disimuladamente.
Judas se lanzó, y en el mismo momento en que Armsmaster reaccionó, Tattletale hizo un movimiento hacia la multitud, sacando su arma.
Miré hacia Armsmaster, y mi visión de él estaba bloqueada cuando Judas se desplomó en el suelo entre nosotros. A través de mis bichos, sentí que extendía su arma hacia Tattletale, sentí el retroceso cuando la cabeza se disparó. El gancho agarró el brazo con la pistola con fuerza suficiente como para arruinar su puntería, y los dientes del gancho se cerraron alrededor de su brazo.
Recogió la cadena al mismo tiempo que la empujo hacia él, y al hacerlo, arrojó a Tattletale por el suelo. Los dientes soltaron justo a tiempo para enviarla a toda velocidad a una de las endebles mesas de cóctel. Armsmaster tiró del mástil de su arma para controlar el vuelo del gancho mientras se recogía, golpeando la pistola de Tattletale y haciéndola pedazos.
“Sin rehenes”, dijo, “sin armas.”
Grue comenzó a pararse, cayó y luego logró mantenerse en pie con éxito en su segundo intento. Los tres perros que Armsmaster había derribado estaban tardando más en ponerse en pie. Angelica negó violentamente con la cabeza, dos veces, hizo una pausa, y luego lo hizo de nuevo.
Armsmaster miró a Perra, luego golpeó el mástil de su arma contra la palma de su guante blindado.
“Rachel Lindt, alias: Hellhound.”
“Armsmaster, alias: cara de verga”, Perra replicó.
“Si esto sigue adelante, no puedo prometer que esos animales tuyos no sufrirán daños permanentes.”
Pude ver que sus ojos se movían detrás de los agujeros de su máscara mientras echaba una mirada de lado a su izquierda para mirar a Brutus, luego a su derecha, a Angelica. Luego se encontró con su mirada, “Si los lastimas de forma permanente, te encontraremos y te haremos algo diez veces peor. Créeme, viejo, conocen su olor, podemos rastrearlo.”
Una vez más, el poste golpeó contra su guante con un sonido de metal contra metal.
Su tono fue moderado cuando le preguntó: “¿Para qué arriesgarse? Ya has perdido. Tuvimos suficientes grabaciones de tus perros que pude armar una simulación de sus patrones de lucha. Sé cómo atacan, cómo reaccionan. Sé cómo piensas en una pelea, las órdenes que das y cuándo. Todo eso está conectado a mi traje, en mi interfaz visual. Sé lo que tú y tus bestias van a hacer antes de que te hayas decidido. Ninguno de ustedes va a salir caminando.”
“No somos solo nosotros y los perros”, dijo Perra.
“¿Tus amigos? Puede que no tenga una simulación preparada para él, pero soy mejor que tu líder, Grue. Más fuerte, mejor blindado, mejor equipado, mejor entrenado. Si su amigo Regent desvía su atención de Miss Militia por más de veinte segundos, ella disparará contra uno o todos ustedes, no es que él pueda hacerme nada si lo intentara. ¿Tattletale? Inconsciente. ¿Skitter? No es una amenaza.”
¿Que estaba haciendo? ¿Por qué estaba tan concentrado en hacer que Perra admitiera que se había terminado?
Reputación, una vez más. Necesitaba salvar esta situación, y la forma más segura de hacerlo, para recuperar sus pérdidas y salir bien parado, sería hacer que el más malo, el más duro y el más notorio de nosotros nos pongamos de rodillas y concedamos la derrota.
Sin embargo, realmente no conocía a Perra.
Ella se sacó su máscara de perro de plástico barata y la tiró a un lado. En realidad, era solo una formalidad, ya que su rostro e identidad eran de conocimiento público. Su sonrisa, al extenderse por su rostro, no era la más atractiva. Demasiados dientes visibles.
“Lung la subestimó también”, le dijo, mirándome.
Armsmaster se volvió para mirar, también.
¿En serio? Quiero decir ¿en serio, perra? ¿Me pasas la pelota a mí? No tenía un plan. No había mucho que pudiera hacer aquí.
“¿Velocity?”, Me preguntó Armsmaster, casual.
Me encogí de hombros, imitando su tono informal, cuando era lo último que me nacía, “Fuera de combate.”
“Hm. Creo-”
Mientras hablaba, miré a Grue y sacudí la cabeza en dirección a Armsmaster. Armsmaster no era un despistado, y tomó mi señal como razón para caer en una postura de lucha. Sin embargo, no había nada contra lo que realmente pudiera defenderse, mientras Grue nos envolvía a los dos en la oscuridad por segunda vez.
La peor posibilidad, que Armsmaster dijera a los Undersiders lo que estaba planeando, estaba controlada por el momento. Dudaba que Armsmaster siguiera hablando mientras estaba bajo los efectos del poder de Grue.
Lo cual me dejó el problema de encargarme del tipo. Pude sentir los bichos que tenía sobre él moviéndose, mientras atravesaba la oscuridad, hacia mí. Por lo menos, si pudiera alejarlo de los demás, podría comprarles tiempo.
Corrí hacia la puerta de vidrio que conducía a uno de los patios exteriores. Miré por encima de mi hombro, y efectivamente, vi a Armsmaster emergiendo de la nube de aceitosa sombra. Giró sobre sus talones para balancear su mayal contra Judas, derribando al perro cuando salió justo detrás de él, luego giró para mirarme de nuevo. Cuando salí, la cadena se recogió, llevando la cabeza del mayal de vuelta a la parte superior del arma. Él se detuvo.
¿Por qué? Solo había una razón por la que se quedaría atrás y vacilando así, en lugar de acortar la distancia para tenerme a su alcance.
Adiviné. Sabiendo que el ataque vendría más rápido de lo que esperaba, por lo que le había pasado a Tattletale en las dos ocasiones, me tiré al piso del patio.
La bola salió volando del extremo de su arma, pero mi intento de esquivar no sirvió de nada. Azotó la cadena para cambiar la trayectoria de la esfera, y al mismo tiempo la abrió en su forma de gancho enorme. La cosa me golpeó en el costado, con las garras pasando sobre mis hombros y debajo de mis axilas. Gruñí con el impacto, y cuando traté de ponerme de pie, casi me deslicé sobre el excedente de cadena que se enroscaba a mi alrededor en la estela del gancho. Sentí la garra apretarse alrededor de mi pecho.
En el otro extremo del patio, Armsmaster plantó sus pies y levantó su arma para comenzar a empujarme hacia adentro.
No no no no no.
No iba a caer así.
No con la puta Emma Barnes y su malnacido papá abogado entre la multitud.
Empecé a juntar mis bichos desde adentro, pero me detuve. No sirve de nada traerlos aquí, cuando Armsmaster podría asesinar a la mitad del enjambre con ese destructor de bichos que había puesto en su alabarda. Puse a mis bichos en posición en el interior.
Todavía temblorosa por el golpe, agradecida por la armadura que había incorporado a mi traje, me las arreglé para agarrar el exceso de cadena debajo de mí y enrollarla alrededor de la barandilla del patio detrás de mí. Si Armsmaster quería atraparme, tendría que venir por mí, maldita sea. No iba a hacerle esto fácil.
La cadena se tensó, y Armsmaster tiró dos veces antes de decidir que sería menos problemático acercarse que aumentar el daño a la propiedad. Él me cerró la distancia a pie, deteniéndose solo para liberar su cadena de la barandilla del patio. Recogió su cadena acercarme el metro restante hacia él.
“Skitter. Pensé que te rendirías más rápido.”
Nadie más estaba al alcance del oído. “Sin importar de qué lado esté, no quiero ir a la cárcel exactamente. Mira, mi oferta está en pie. Casi tengo el último detalle que necesito de estos muchachos.”
“Algo que dijiste que tendrías hace semanas”, respondió.
“No hay otra manera de que vayas a salvar esto, Armsmaster,” me paré tan derecho como pude con el gancho de agarre a mi alrededor. La maldita cosa era pesada. Tattletale había hecho su mejor esfuerzo, incluso había quedado inconsciente, para decirnos qué tan importante era el status para Armsmaster. Necesitaba usar eso. “La única forma en que no te verás incompetente es si puedes decir que solo escapé porque me dejaste. Que todo esto pasó esta noche porque lo permitiste. Porque dejarme salir con esto significaba que podía obtener información sobre quién está empleando a los Undersiders, de dónde provienen los fondos, el equipo y la información. Luego haces limpieza y son dos equipos de supervillanos arrestados en el lapso de una semana. Dime que eso no suena bien.”
Armsmaster lo consideró por un momento.
“No”, me respondió.
“¿No?”
“No esperes nada más que un arresto rápido para ti y tus acompañantes por tus payasadas esta noche”, negó con la cabeza, “Un pájaro en mano, después de todo...”
Me dio un pequeño apretón, como para dejar en claro quién era el pájaro.
Tomé una respiración profunda, “Tenías razón, Armsmaster.”
“Por supuesto”, habló, ausente, empujándome contra la barandilla con una mano. Su gancho de agarre me liberó, reconfigurándose en lo que sospechaba que era la misma configuración que había fijado a Lung en el suelo con barras de acero inoxidable, en mi primer día en traje. Tenía la forma de un rectángulo y había dos bandas de metal en forma de "U" con electricidad formando arcos a su alrededor, las puntas de cada "U" brillaban lo suficientemente calientes como para derretirse contra cualquier superficie.
“Esto terminó desde el momento en que entramos a la habitación”, terminé.
Cerca de setecientos avispones explotaron debajo de mis paneles de armadura, todos se aferraron a él, mordiéndolo y picandolo implacablemente, fluyendo debajo de su visor, dentro de su casco, su nariz, su boca y sus orejas. Algunos incluso se arrastraron por debajo de su cuello, a sus hombros y su pecho.
Me arrojé al final de su Alabarda, abrazando mi cuerpo a su alrededor. Con una mano nos levantó a mí y a la Alabarda, y nos golpeó contra el suelo. De nuevo, sentí esos zarcillos de electricidad corriendo sobre mí, además del dolor de tener mi estómago atrapado entre el poste y el suelo. Estaba muy agradecida, la segunda vez esta noche, por los paneles de armadura que había implementado en mi diseño de vestuario.
Repitió el proceso, levantándome a un metro del suelo, luego golpeando con la barra y yo de nuevo. Después de la segunda vez, tuve que luchar para colocarme debajo del poste de nuevo en previsión de un tercer golpe, sabiendo que aguantaría el ataque de avispones por más tiempo de lo que yo resistiría este abuso.
El rescate no pudo haber llegado un segundo después.
Perra, una Tattletale inconsciente y Brutus fueron los primeros en llegar al borde del patio. Brutus chocó contra Armsmaster al pasar, golpeándolo fuera de equilibrio y dándome la oportunidad que necesitaba para levantarme y sacar la alabarda de sus manos. La sostuve en mis manos, y él estaba demasiado distraído por las avispas que se apiñaban sobre él para darse cuenta.
Lancé la alabarda por el borde del patio y corrí hacia la puerta que conducía al interior. Cogí la mano de Grue mientras él y Judas saltaban, para poder levantarme detrás de él.
Cuando saltamos desde el borde del patio, miré detrás de nosotros y vimos a Angelica y Regent siguiéndonos. Grue estaba desvaneciendo su oscuridad, para hacer que el desastre que habíamos creado fuera aún más claro para aquellos de nuestra audiencia que aún no habían logrado huir. Nuestro objetivo era humillar, después de todo.
Por la misma razón, tal vez como un poco rencoroso “andate a la mierda” a Armstrom, que había hecho todo esto mucho más difícil de lo que tenía que ser, dejé a mis bichos donde estaban, organizados en la pared a la derecha del patio y el piso frente a él. La mitad estaba reunida en forma de dos grandes flechas que apuntaban a la puerta del patio, una en el piso y otra en la pared, mientras que la otra mitad estaba ordenada en letras en negrita que deletreaban “VAMONOS.”
Envolví mis brazos alrededor de Grue, sosteniéndolo con fuerza tanto anticipándome a nuestro aterrizaje en un tejado cercano como un abrazo de despedida.
Había muchas posibilidades de que este fuera mi último trabajo como parte de los Undersiders.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.16 00:43 master_x_2k Colmena II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Colmena II

Coil hablo a todos los presentes, “Entonces esa es nuestra principal tarea concluida esta noche. ¿Algo más antes de ir por caminos separados? ¿Ofertas, anuncios, quejas?”
“Tengo una queja”, dijo un hombre al otro lado de la sala. Las cabezas se volvieron hacia el grupo de Kaiser. Hookwolf.
Llevaba una máscara que era poco más que un trozo de metal cortado y modelado para parecerse a las facciones de un lobo, sujeto a su cabeza con correas de cuero negro. Tenía una cadena enhebrada a través de los lazos del cinturón de sus jeans, luciendo una pesada hebilla de cinturón de metal. La hebilla mostraba un lobo superpuesto en una esvástica, la misma imagen que él había tatuado en uno de sus bíceps. El brazo opuesto simplemente tenía 'I88' en él. Fuera de la máscara y la hebilla del cinturón, no podías decir que tenía un disfraz. Estaba sin camisa, descalzo y peludo. Su cabello rubio era largo y grasiento, y tenía el pelo grueso en el pecho, el estómago y los brazos. Las lanzas y el metal como arpones que se curvaban como anzuelos de peces irradiaban desde sus hombros, codos y rodillas, todos erizados de púas o perversos bordes de serrucho.
Nadie, hasta la fecha, había escapado de la Pajarera, el nombre que se había acuñado para la prisión de supervillanos en Columbia Británica.[1] Hookwolf, sin embargo, había escapado en no menos de dos ocasiones mientras era transportado allí. Él era un asesino, y no le molestaba nada asesinar gente si no se ajustaban al ideal ario.
Se giró para mirar nuestra mesa, unos ojos azules muy pálidos visibles a través de las rendijas en su máscara de metal, “Mi queja está con ella.”
“¿Cuál es el problema?” La voz de Grue era tranquila, pero parecía que estaba generando un poco más de oscuridad a su alrededor de lo que venía haciendo, haciéndolo parecer un poco más grande. Me preguntaba si él sabía que lo estaba haciendo.
“La loca, Hellhound, ella-”
“Perra”, le interrumpió Perra, “Solo los afeminados héroes me llaman Hellhound. Es perra.”
“No me importa una mierda”, gruñó Hookwolf, “atacaste mi negocio. Lanzaste a tu puto perro contra mis clientes. Tienes suerte que no estaba allí, puta.”
Grue le dio a Perra una mirada larga, luego habló con Hookwolf, “Ese es el tipo de riesgo que corres, haciendo negocios en Brockton Bay. Capas pueden y van a interponerse en tu camino, héroe o villano.”
Hookwolf lo fulminó con la mirada, “Es una cuestión de respeto. ¿Quieres joder con mi negocio y no estamos en guerra? Primero me avisas si tienes un problema. Déjame decidir si quiero mover la tienda.”
“Te refieres a darte una advertencia de que voy a venir”, Perra escupió las palabras, “Esa es la mierda más tonta que he escuchado. Para que lo sepas, mudarse a un vecindario diferente no será suficiente. Abre otro círculo de peleas de perros, también lo visitaré.”
Oh, eso es lo que ella había hecho. Eché un vistazo a Tattletale, luego a Grue. Estaba teniendo la impresión de que ninguno de ellos lo sabía.
Kaiser habló, “¿Es eso una declaración de guerra, Undersiders? Acabamos de acordar una tregua, si lo recuerdan.” Estaba completamente calmado, un marcado contraste con Hookwolf. Hookwolf rebosaba de rabia apenas reprimida hasta el punto de que podía imaginarlo saltando por la habitación y atacándonos si alguien dejaba caer un vaso.
Grue negó con la cabeza. Creo. Realmente no podía decir con la forma en que su oscuridad lo envolvía, de espaldas a nosotros. Él respondió: “No estoy interesado en la guerra, pero no voy a impedir que mi compañera de equipo haga lo que debe hacer.”
“Quieres decir que no puedes detener a tu subordinado”, reflexionó Kaiser.
Grue no tuvo una respuesta rápida a eso. Sospeché que no podía decir que Perra no era un subordinado sin degradarse a los ojos de los demás en la mesa. Kaiser, Trickster, Faultline y Coil eran todos líderes. Grue asumió un papel de liderazgo cuando era necesario, pero no estaba a cargo de nosotros. No exactamente.
Grue juntó las manos frente a él, inclinándose hacia delante con los codos sobre la mesa. “No es tan inusual que una capa tenga una cruzada personal. Deberías saberlo tanto como cualquiera. ¿Cómo reaccionaría tu gente si les prohibieras hostigar o lastimar a los gays, Kaiser?”
“No lo haría.”
“Exactamente. Lo mismo con ella. Se corre la voz de que eres alguien que lastima a los perros, ella te jode. Es una especie de conocimiento común aquí.”
“No es algo a lo que le prestaría atención. Soy más una persona de gatos.” El comentario sardónico provocó algunas risas en la habitación.
“Creo que vale la pena prestar atención si esto lleva a situaciones como esta”, respondió Grue, su voz firme.
“Delego a mis subordinados y les confío que sigan detalles pequeños. Hookwolf ha estado fuera de la ciudad hasta hace poco. Él no debe haber oído.”
La mierda era tan transparente que no pude evitar preguntarme si él nos estaba poniendo una carnada.
“Me gustaría resolver esto pacíficamente”, reiteró Grue.
Kaiser sacudió la cabeza con el sonido de los bordes de metal raspando en el metal, “La paz siempre es preferible, pero no puedo dejar que un insulto como este resbale. Necesitaremos restitución antes de que esto pueda ser dejado de lado. Dinero o sangre. Tu elección.”
Perra hizo un sonido bajo en su garganta. Ella y Hookwolf no fueron los únicos erizados. Miré la mesa donde Hookwolf estaba sentado con Fenja, Menja, Night, Fog y Krieg, y todos allí se veían visiblemente enojados.
“Entonces, tomémonos un tiempo de descanso y solucionaremos esto cuando estemos mas libres de concentrarnos en el asunto”, dijo Grue, “La tregua está en vigencia, y nos volveremos a encontrar cuando las cosas estén más o menos resueltas con el ABB.” Miró a los demás en la mesa para la confirmación.
“Lo haremos”, respondió Coil. Faultline asintió.
“¿Qué dices?” Grue le preguntó a Kaiser, “¿Dejamos esto de lado por ahora?”
Kaiser asintió, una vez. “Justo. Discutiremos el asunto más a fondo en nuestra próxima reunión.”
“Entonces eso esta arreglado. ¿Algo más?”, Preguntó Coil, “¿Problemas, negociaciones, solicitudes?”
No hubo respuesta.
Coil tomó eso como respuesta suficiente. “Entonces concluyamos la reunión. Gracias por atender. Faultline, ¿podríamos hablar antes de partir?”
Se escuchó el sonido de sillas arañando el piso mientras la gente en la mesa se levantaba, excepto Faultline y Coil. El grupo de Skidmark salió por la puerta para marcharse enseguida, mientras Kaiser y Purity se dirigían a la mesa donde sus subordinados se sentaban con sus bebidas. Los viajeros merodeaban alrededor de su mesa, sin asentarse, sin irse.
Grue regresó a nosotros, pero él no se sentó.
“Vamonos.”
Nadie discutió. Nos levantamos y dejamos Somer's Rock. El grupo de Skidmark se tomaba su tiempo yendo por un extremo de la calle, así que, sin hablar, nos dirigimos en la otra dirección, solo para estar seguros. No había duda de que esos muchachos estaban ansiosos por una pelea. Eran el opuesto diametral de Kaiser, Coil y Faultline. Impulsivos, imprudentes e impredecibles. Comenzarían una pelea, incluso sabiendo que pondrían a todas las demás pandillas de la ciudad en contra de ellos por abusar de territorio neutral.
Estábamos a una cuadra del pub cuando Grue habló: “Perra. ¿Entiendes por qué estoy enojado ahora?”
“Por qué estamos enojados”, agregó Tattletale.
“Supongo.”
Grue hizo una pausa, como si estuviera eligiendo cuidadosamente sus palabras, “Quiero estar seguro de que sabes lo que hiciste mal.”
“Vete a la mierda”, espetó, “entiendo la idea. No es necesario que me molestes.”
Grue nos echó un vistazo al resto de nosotros, luego miró por encima del hombro en dirección al pub.
Caminamos en sombrío silencio pasando por tres tiendas diferentes antes de arremeter. Agarró a Perra por el hombro, luego la empujó hacia atrás para romper su paso y la hizo perder el equilibrio lo suficiente como para que tropezara. Antes de que ella pudiera recuperar el equilibrio, la obligó a incorporarse físicamente a la zona escondida en el frente de una vieja librería y la empujó contra la puerta, su mano se aferró a su garganta.
Miré hacia el pub. No había nadie partiendo, y nadie miraba hacia nosotros. Mordiéndome el labio, me uní a Tattletale y Regent para entrar en la alcoba. Estaba rezando para que Grue supiera lo que estaba haciendo.
Durante varios segundos largos, la sostuvo allí, dejándola ella agarrar su brazo y su guante, pateando ineficazmente su pierna. Dos veces, cuando parecía que tenía suficiente espacio para golpearlo más fuerte, usó su agarre en su garganta para tirar de ella hacia adelante y luego empujarla de nuevo contra la puerta, lo suficientemente fuerte como para provocarle ataques de tos.
Ella no dejó de pelear mientras hablaba, su voz tranquila y hueca con los efectos de su poder, “Odio esto, Rachel. Que me hagas hacer una mierda así. Que cuando digo cosas así, sueno como todo lo que más odio en este mundo. Pero así es como entiendes las cosas. Es el único momento en que estás dispuesta a escuchar. ¿Estás oyendo lo que estoy diciendo?”
Perra le dio un puñetazo en el centro de su estómago, pero usó la longitud de sus brazos para tirar de su cuerpo hacia atrás lo suficiente como para evitar lo peor del golpe, mientras todavía se agarraba a su garganta. Él la golpeó contra la puerta de nuevo. “¿Me estás escuchando, Rachel?”
Ella asintió hoscamente, sus ojos se movían en todas direcciones, pero directamente hacia él. Él disminuyó una fracción, y ella pudo jadear en algunas respiraciones.
“Mírame a los ojos”, entonó.
Ella lo hizo. Su visor estaba a solo dos centímetros de su rostro, y ella no podía ver sus ojos, pero ella miraba fijamente a los agujeros oscuros de su máscara de calavera. No estaba segura de que yo pudiera hacerlo, y él no estaba enojado conmigo.
“Me hiciste quedar mal. Nos hiciste quedar mal. No estoy enojado por lo que le hiciste al negocio de Hookwolf. Esa eres tú. Ese es tu equipaje, tu mierda. Entiendo que es parte del trabajo contigo en el equipo. Puedo vivir con ello. ¿Me estás siguiendo?”
Otro asentimiento renuente. Sin romper el contacto visual.
Miré a la vuelta de la esquina para asegurarme de que esta conversación todavía era privada. Los Viajeros estaban fuera del pub ahora, pero se estaban tomando su tiempo para irse. Trickster estaba fumando un cigarrillo a través de la boca de su máscara.
Grue continuó, “¿Sabes lo que hiciste mal? No nos dijiste una mierda. Me dejas ir a por ahí y hablar con esos tipos y quedar atrapado con mis pantalones bajos. Tenía que defender las acciones de mi equipo sin saber de qué mierda estaba hablando la gente. Me hizo parecer débil. Nos hizo a todos parecer débiles.”
“¿Quieres una disculpa?”
“¿Lo dirías en serio? No he escuchado una sincera disculpa por parte tuya desde que te conocí, y créeme, una disculpa sincera de tu parte solo me molestaría más en este momento. Entonces es tu decisión ¿Quieres intentarlo?”
Perra no respondió. Pude verla cuadrar los hombros, enderezar la cabeza, un cambio de postura que era sutilmente desafiante.
“Cristo, Rachel. Este es tu segundo cagada en el lapso de dos semanas. ¿Tengo que hablar con el jefe y-?”
“Detente”, interrumpió Tattletale, “Mi turno.”
Grue dejó caer su mano del cuello de Perra y se alejó, cruzando los brazos mientras le daba la espalda. ¿Qué había estado diciendo antes de que Tattletale lo interrumpiera? ¿Tengo hablar con el jefe y ver si podemos reemplazarte?
Si eso era todo, podría ver por qué Tattletale había intervenido.
“Estás frustrada, lo entiendo”, habló Tattletale. Perra estaba mirando la ventana de la librería, evitando el contacto visual mientras se frotaba el cuello. Tattletale continuó, “No sientes que hiciste algo malo, y si tuvieras otra oportunidad de hacer las cosas, sientes que harías todo de la misma manera... pero la gente está enojada contigo.”
Perra se encontró con los ojos de Tattletale. Su tono era una combinación de irritación y aburrimiento, “Y la gente se turna para molestarme y escupirme mierda psicólogica.”
Tattletale esperó, tal vez para obtener su compostura, para descubrir otro enfoque, o usar su poder para buscar información que pudiera usar. O tal vez estaba esperando darle tiempo a Perra para pensar en cómo no se estaba ayudando a sí misma con lo que estaba diciendo. No estaba segura, no podía leer su expresión. Sin embargo, ella no sonreía como solía hacerlo.
El tono de Tattletale fue más exasperado cuando respondió: “Bien. Voy a ir directo al grano. Tus dos errores esta semana pasada tuvieron que ver con la falta de comunicación. Si llamaras para avisarnos que te diriges al dinero temprano, tal vez podríamos haber anticipado la emboscada. Si nos hicieras saber que te habías metido con el círculo de pelea de perros de Hookwolf, estaríamos más preparados esta noche. Así que abre la boca más. Háblanos, dinos qué está pasando. ¿Bien?”
Perra no respondió, la tensión sobresalía de su cuello, la postura rígida, las manos en los bolsillos.
“Piénsalo”, sugirió Tattletale.
Revisé la vuelta de la esquina de nuevo. Trickster seguía fumando su cigarrillo, pero nos miraba directamente. A mí. La cosa gorila también lo hacía, pero los otros miraban a Trickster. Creo que estaba hablando. Fue difícil decirlo.
“Creo que es hora de terminar esto”, informé a los demás, “Ojos sobre nosotros.”
Salimos del rincón, con solo la postura caída de Perra dando alguna indicación de que algo había pasado. Ella quedó unos pocos metros detrás del resto de nosotros. Había tensión, y no todo estaba dirigido o provenía de ella. Grue y Tattletale caminaban ligeramente separados el uno del otro. O no le había gustado cuando interrumpió, o estaba enojado consigo mismo, pero algo estaba molestando a uno o ambos.
Regent había estado callado durante todo el tiempo. Por lo que Lisa había dicho al visitarme a principios de la semana, aún le dolían punzadas en el brazo. Sospeché que su estado actual era una combinación de analgésicos y la falta de una buena noche de sueño. No había sido parte del diálogo reciente, pero su silencio tampoco estaba ayudando al estado de ánimo.
No me gustó esto. Esta fricción arruina la camaradería del grupo, la corriente subterránea de tensión. Me agradaban estos tipos. Incluso Perra, no sé, supuse que sería exagerado decir que me agradaba, pero tal vez podría respetarla por lo que ella aportaba al equipo.
Sabía que sería difícil traicionarlos, llevar a cabo esa gran traición y entregar su información al Protectorado, una vez que tuviera la información que necesitaba... pero cuando lo pensé, supe que podía apretar los dientes y hacerlo. Me arrepentiría menos a la larga. Incluso tal vez podría estar orgullosa de ello, en el gran esquema de las cosas.
Cada vez más, estaba viendo el día en que di vuelta esa información y me despedía de los Undersiders como el día en que quería transformarme. Empezar a transformar a Skitter en un héroe a la vista del público, haciendo lo que pueda por reparar mi imagen y redefiniendo a Taylor en alguien segura, sociable y valiente. Si pudiera cortar los lazos con los Undersiders y dar ese paso, sabía que podría cambiar yo misma.
Pero, por extraño que pareciera, me sentiría peor por haberle dado su información al Protectorado si este tipo de negatividad era lo que estaba dejando atrás cuando lo hacía. Sabía que no tenía sentido, pero quería ser capaz de decirme que había tenido una serie de amistades exitosas, antes de cortar los vínculos por el bien de hacer las cosas bien. Solo podía esperar que los sentimientos doloridos se desvanecieran. Incluso cuando tuve amigos, solo eramos yo y Emma. No tenía suficiente experiencia para saber realmente de una manera u otra, en cuanto a cómo los grupos de amigos manejaban este tipo de sensaciones y resentimiento. Apestaba.
Cuando volví a mirar a Perra, me di cuenta de que esto tenía que apestar para ella. Sentí una punzada de simpatía.
Sabía lo que se sentía, ser el único en medio de un grupo de personas.
Disminuyendo mi ritmo hasta que estaba caminando junto a ella, me encontré luchando por encontrar palabras. ¿Hacer una pequeña charla? No estaba segura de cómo. ¿Tranquilizarla? No creía que pudiera decir nada sin dar la impresión de estar de acuerdo con ella en las cosas, o abrir una lata de gusanos en cuanto a reanudar la discusión. Agregar mi propia voz a la de Grue y Tattletale solo la haría sentir peor, y tenía mis sospechas de que no dejaría que la agreda de la misma manera que lo hizo con los otros dos.
“¿Hookwolf estaba dirigiendo un círculo de peleas de perros?” Le pregunté, bajé mi voz, “¿Como, hacer que los perros peleen?”
“Lucha hasta la muerte”, respondió Perra, casi inaudible.
Cuando tus únicos verdaderos compañeros o familiares en el mundo eran tus perros, podía ver dónde golpeaba ese hogar. Nunca había tenido un perro, pero por la forma en que veía las cosas, los perros eran como niños. Estaban a merced de personas específicas, y si esa gente decidía abusar de eso, simplemente estaba mal.
“¿Los detuviste?”
Ella giró la cabeza en mi dirección, se encontró con mis ojos. “Los hice sangrar.”
Sentí escalofríos en la nuca y en los brazos. No estaba seguro de si me sentiría mejor o peor si ella decidiera dar más detalles.
“Bien”, respondí.
No dijimos nada más el resto del camino de regreso. Probablemente para lo mejor.
[1] Una provincia costera del oeste de Canadá.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.15 07:49 master_x_2k Caparazón III

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

________________________Caparazón III________________________

Alec, sorprendentemente, fue quien rompió el silencio abrumador. “Déjame ponerlo de esta manera. Cuando obtuviste tus poderes, ¿tenías un buen día?
No tuve que pensar mucho. “No.”
“¿Estaría equivocado si supusiera que estabas teniendo el peor día de tu vida, cuando obtuviste tus poderes?”
“Segundo peor,” respondí en voz baja, “¿Es así para todos?”
“Casi. Los únicos que lo tienen fácil son los capas de segunda generación. Los hijos de personas que tienen poderes.”
Lisa se inclinó hacia adelante, poniendo los codos sobre la mesa, “Así que si necesitabas otra razón para pensar que Glory Girl es una perra privilegiada, no busques más.”
“¿Por qué?” Pregunté, “¿Por qué pasamos por eso?”
“Se llama el evento desencadenante[1],” me respondió Lisa, “los investigadores teorizan que por cada persona con poderes, hay de una a cinco personas con el potencial para obtener poderes, que no han cumplido las condiciones necesarias para un evento desencadenante. Necesitas ser empujado al borde. Situaciones de pelea o corre llevadas hasta sus límites, más allá de los límites, incluso. Entonces tus poderes comienzan a surgir.”
“Básicamente,” dijo Alec, “para que tus poderes se manifiesten, algo realmente horrible va a tener que pasarte.”
“Lo que puede ayudar a explicar por qué los villanos superan a los héroes dos a uno,” señaló Lisa, “O por qué los países del tercer mundo tienen las densidades más altas de personas con poderes. No capas, pero mucha gente con poderes.”
“¿Pero las personas que tienen padres con poderes?”
“No necesitan un evento tan intenso como para mostrar sus poderes. Glory Girl obtuvo sus poderes al recibir una falta mientras jugaba baloncesto en la clase de gimnasia. Lo mencionó en algunas entrevistas que dio.”
“Así que básicamente nos pediste que compartiéramos los detalles sobre los peores momentos de nuestras vidas,” dijo Alec, antes de tomar otro bocado de su hamburguesa.
“Lo siento,” respondí.
“Está bien,” Brian me aseguró: “Es una de esas cosas que solo escuchas de otras capas, y solo nos conoces a nosotros.” Tal vez oirías más sobre los eventos desencadenantes si tomases una clase de la universidad en estudios parahumanos, pero dudo que tengas una visión completa allí. Tienes que pasar por ello tú mismo.”
Lisa se acercó y me revolvió el pelo, “No te preocupes por ello.”
¿Por qué mencioné los orígenes? Eventualmente habría sido mi turno, y habría tenido que compartir mi propia historia.
Quizás quería hacerlo..
“Lisa dijo que ustedes estaban hablando de mí, hablando de que pensaban que estaba pasando un tiempo difícil, especulando sobre lo que era,” logré decir, “No lo sé, creo que una parte de mí quiere hablar de ello asi no llegan a conclusiones equivocadas. Hablar sobre cuando obtuve mis poderes. Pero no sé si puedo entrar en eso sin arruinar el ambiente.”
“Ya arruinaste el ambiente, zonza.” Esto de Alec.
Brian le dio un puñetazo en el brazo, haciéndole aullar. Mirando a Brian, Alec agregó a regañadientes, “lo que significa que no hay ninguna razón para no hacerlo, supongo.”
“Adelante,” Lisa me alentó.
“No es una historia increíble,” le dije, “pero tengo que decir algo antes de comenzar.” Ya se lo dije a Lisa. La gente de la que estoy hablando... No quiero que se vengues de ellos en mi nombre ni nada. Necesito estar segura de que no lo harán.”
“¿Quieres vengarte tú misma?,” Preguntó Alec.
Me sentí un poco falta de palabras. Realmente no podía explicar por qué no quería que interfirieran, “Realmente no lo sé. Creo... creo que siento que si ustedes se metieran y los golpearan o los humillaran o les hicieran disculparse con lágrimas en los ojos, no sentiría que hubiera tratado las cosas yo misma. No habría ningún cierre emocional.”
“Así que lo que sea que escuchemos, no actuamos en consecuencia,” aclaró Brian.
“Por favor.”
“Es tu prerrogativa,” dijo, sacando un zucchini frito del plato de Lisa y mordiéndolo por la mitad. Ella empujó su plato más cerca de él.
“Lo que sea,” dijo Alec.
Me tomé unos segundos para obtener unos bocados de mi hamburguesa con tocino y compuse mis pensamientos antes de comenzar.
“Hay tres chicas en la escuela que... han estado haciendo mi vida bastante jodidamente miserable. Haciendo prácticamente todo lo que se les ocurrió para hacer que la escuela apestara, humillarme, lastimarme. Cada una de las tres tenía su enfoque individual, y por un buen tiempo, era como si estuvieran tratando de superarse a la otra en cuanto a la creatividad o la mala intención que tenían.”
Mi corazón latía con fuerza cuando levanté la vista de mi plato para comprobar las expresiones en las caras de los demás. Esta es quien soy, _pensé. _De aquí es de donde vengo. Cuando escucharan de la verdadera yo, sin las nociones o ideas que se les habían ocurrido acerca de mí o lo capaz que era, ¿cómo reaccionarían?
“Siguió durante casi un año y medio antes de que todo se calmara. El año pasado, alrededor de noviembre, ellas... no sé. Era como si se aburrieran. Las bromas se hicieron más suaves, luego se detuvieron por completo. Las burlas se detuvieron, al igual que la mayoría de los mensajes de odio. Me ignoraron, me dejaron en paz.”
“Seguí esperando que volviera a pasar algo malo. Pero hice una amiga, una de las chicas que a veces se había unido a las burlas vino a mí y se disculpó. No es uno de los matones más importantes, más como una amiga de una amiga de los matones, supongo. Ella me preguntó si quería pasar el rato. Estaba demasiado tímida, le dije que no, pero igual paso, hablamos antes y después de las clases y almorzábamos juntas. El que se acercara y se volviera mi amiga fue una de las principales razones por las que podía pensar que el hostigamiento estaba por terminar. Nunca bajé la guardia cerca de ella realmente, pero ella era muy comprensiva sobre ello.”
“Y durante la mayor parte de noviembre y las dos semanas de clases antes de las vacaciones de Navidad, nada. Me dejaban en paz. Pude relajarme.”
Suspiré, “Eso terminó el día que volví de las vacaciones de invierno. Supe, instintivamente, que me estaban jugando una mala pasada, que estaban esperando antes de que hacer su siguiente truco, para que tuviera más impacto. No pensé que serian tan pacientes al respecto. Fui a mi casillero, y bueno, obviamente habían saqueado los basureros de las chicas o algo así, porque habían apilado tampones y almohadillas usadas en mi casillero. Casi lo llenaron.”
“Ew,” interrumpió Alec, dejando su comida, “Estaba comiendo.”
“Lo siento,” miré mi plato, pinche un trozo de tocino, “puedo parar, está bien.”
“Termina ahora,” me ordenó Brian, si puedes decir que me estaba ordenando amablemente. Miró furioso a Alec.
Tragué saliva, sintiendo un rubor en mi cara, “Era bastante obvio que lo habían hecho antes de que la escuela cerrara por Navidad, solo por el olor. Me incliné para vomitar, allí mismo en un pasillo abarrotado, todos mirando. Antes de que pudiera recuperarme o dejar de perder mi desayuno, alguien me agarró por el pelo, lo suficientemente fuerte como para herirme, y me metió en el casillero.” Había sido Sophia, estaba casi segura: era la más agresiva físicamente de las tres. Pero estos chicos no necesitaban saber su nombre.
¿Por qué había hablado esto? Ya me estaba lamentando. Miré a los demás, pero no podia leer sus expresiones.
No podía dejar la historia sin terminar, después de llegar tan lejos, a pesar de cuanto quería hacerlo. “Cerraron el casillero y le pusieron traba. Estaba atrapada allí, con este olor rancio y vómito, apenas capaz de moverse, estaba tan lleno. Todo lo que podía pensar era que alguien había estado dispuesto a ensuciarse tanto las manos para joderme, pero de todos los estudiantes que me habían visto metida en el casillero, nadie estaba buscando a un conserje o un maestro para que me dejaran salir.”
“Entré en pánico, enloquecí. Mi mente se fue a otro lado, y encontró los bichos allí. No es que supiera lo que eran, en ese punto. No tenía sentido de la proporción, y con toda la información que mi poder me daba entonces, mi cerebro no sabía cómo procesarlo todo. Por lo que yo sabía, a mi alrededor, en las paredes de la escuela, en las esquinas y arrastrándose por el sucio interior del casillero, había miles de estas cosas rastreras, extrañas, distorsionadas, cada una de las cuales empujaba cada pequeño detalle sobre sus cuerpos y su jodida biología en mi cabeza.
Suspiré, “Es difícil explicar cómo es, que se te abra un nuevo sentido, pero no puedes entenderlo todo. Cada sonido que escuchaban volvía a mí cien veces mas fuerte, con el tono y todo lo demás estropeado como si quisieran hacer que fuera tan desagradable y doloroso escucharlo como fuera posible. Incluso lo que estaban viendo, es como tener los ojos abiertos después de estar en la oscuridad durante mucho tiempo, pero los ojos no estaban unidos a mi cuerpo, y lo que estaban viendo era como mirar dentro de un caleidoscopio mugriento y sucio. Miles de ellos. Y no sabía cómo desactivarlo.”
“Carajo,” dijo Lisa.
“Cuando alguien finalmente me dejó salir, salí peleando. Mordiendo, arañando, pateando. Gritando incoherentemente. Probablemente haciendo un buen espectáculo para todos los chicos que habían salido de sus aulas para ver. Los maestros trataron de lidiar con la situación, los paramédicos eventualmente llegaron y no recuerdo mucho después de eso.”
“Descubrí cuál era mi poder en el hospital, mientras me observaban, lo que me ayudó poner los pies sobre la tierra y me hizo sentir cuerda de nuevo. Los bichos son mucho más fáciles de entender, cuando te das cuenta de que son bichos. Después de una semana, tal vez, fui capaz de bloquear algo de ello. Mi papá recibió algo de dinero de la escuela. Suficiente para pagar las facturas por la estadía en el hospital y un poco más. Él estaba hablando de demandar a los matones, pero ningún testigo hablaba realmente y el abogado dijo que no iba a ser exitoso sin evidencia sólida para identificar a los responsables. No teníamos el dinero para ello, si no era algo seguro. Nunca terminé diciéndole a mi padre sobre el grupo principal de matones. Tal vez debería haberlo hecho, no lo sé.”
“Lo siento,” Lisa puso su mano en mi hombro. Me sentí agradecida de que no se estuviera alejando o riendo. Era la primera vez que hablaba sobre ello, y no estaba segura de haberlo tratado si lo hubiera hecho.
“Espera, ¿esto con las chicas todavía está pasando?,” Me preguntó Alec.
Me encogí de hombros, “Básicamente. Volví después de estar en el hospital, y las cosas estaban tan mal como lo estuvieron alguna vez. Mi supuesta amiga no estaba haciendo contacto visual o hablándome, y ni siquiera se detuvieron después de ver mi... episodio.”
“¿Por qué no usas tu poder?” Preguntó Alec, “Ni siquiera tiene que ser algo grande. Un bicho en el almuerzo, tal vez una picadura de abeja en la punta de la nariz o en los labios.”
“No voy a usar mi poder contra ellas.”
“¡Pero te están haciendo sentir miserable!” Protestó Alec.
Fruncí el ceño, “Razón de más para no hacerlo. No sería difícil adivinar quién lo esta haciendo si alguien comenzara a usar poderes para meterse con ellas.”
“¿En serio?” Alec se reclinó en su asiento, cruzando los brazos, “Mira, tú y yo no hemos hablado tanto, tal vez no nos conocemos muy bien, pero, eh, no eres estúpida . ¿Estás honestamente diciéndome que eres incapaz de encontrar una forma sutil de vengarte de ellas?”
Miré a Lisa y Brian, sintiéndome un poco arrinconada, “¿Un poco de ayuda?”
Lisa sonrió, pero no dijo nada. Brian se encogió de hombros y consideró por unos momentos antes de decirme: “Me inclino a estar de acuerdo con Alec.”
“De acuerdo, bien,” admití, “se me pasó por la mente. Consideré hacer algo que no se podía rastrear, como darles piojos. Pero ustedes recuerdan cómo me fui con Bitch después de que ella lanzo sus perros sobre mí.”
“Un poco de ira reprimida,” dijo Lisa, todavía sonriendo.
“Es lo mismo con estas personas.” ¿Sabes qué sucede si hago algo como darles ladillas? Terminan miserables, molestas, y se desquitan conmigo.”
“Oh hombre,” Alec se rió, “Ladillas. Tienes que hacer eso cada vez que vamos contra otra capa. ¿Te lo puedes imaginar?”
“Preferiría no hacerlo,” hice una mueca. La obstinada tenacidad de Alec hasta el momento en la conversación me estaba dando la impresión de que sería difícil de convencer sin una buena razón, así que distorsioné la verdad un poco cuando le dije: “Mientras los controlo, veo todo lo que mis bichos ven , siento todo lo que sienten, más o menos. No quiero que se vuelva rutina hacer que mis bichos se suban a ingles sudorosas.”
“Awww.”
“Lo que quiero decir, si dejas de cambiar de tema, es que estas chicas probablemente se descargarían conmigo, incluso si no supieran lo que estoy haciendo. No me tengo confianza de no tomar represalias, escalar el daño. Viste lo que pasó conmigo y Rachel, la primera vez que nos vimos. Las cosas escalarían, llevaría las cosas demasiado lejos eventualmente. La identidad secreta expuesta, o lastimar seriamente a alguien, como paso con Lung, solo sin la regeneración.”
“No entiendo cómo puedes sentarte allí y soportarlo,” dijo Alec, “véngate o has que uno de nosotros se vengue por ti. Acude a alguien por ayuda.”
“Ninguna de esas cosas es una opción,” le dije, con suficiente énfasis que esperaba que mi declaración tuviera alguna finalidad: “Hay demasiadas posibilidades de que las cosas se salgan de control si tomo las cosas en mis manos o hago que ustedes lo hagan por mi. En cuanto a pedir ayuda a alguien, no confío en el sistema. No después del caso judicial, no después de hablar con algunos de mis maestros. Si fuera así de fácil, ya lo habría solucionado.”
Lisa se inclinó hacia adelante, “Dime que no sería increíble si secuestramos a su líder, le cubrimos la cabeza con una capucha, la arrastramos a una furgoneta y la dejamos en el bosque a la medianoche, a diez millas de la ciudad, con nada más que su ropa interior.” [Luego la envolvemos en una alfombra y la arrojamos a un barranco!]
Sonreí ante la imagen mental, pero negué con la cabeza cuando dije: “De eso es exactamente de lo que estoy hablando. Es ir demasiado lejos.”
“¡Te metieron en el armario más grosero de todos los tiempos y cerraron la puerta!” Alec me miró como si estuviera tratando de argumentar que la tierra era cuadrada.
“Dejarla en el medio de la nada sin ropa es prácticamente invitarla a ser abusada por el primer camionero que la vea,” señalé.
“Bien,” Alec puso los ojos en blanco, “Así que atenuamos un poco. Llévala sin zapatos, sin teléfono celular, sin billetera, sin cambio de repuesto, nada que pueda usar para negociar el camino a casa. Hazla caminar.”
“Eso seguiría arriesgándose a que la asaltaran,” suspiré, “¿Una chica bonita caminando por el costado del camino por la noche?”
“¡Te han atacado!”
“Es un poco diferente.”
“La única diferencia que veo es que se lo merecen y tú no. Quiero decir, no soy listo como ustedes, así que tal vez me estoy perdiendo algo.”
Negué con la cabeza, “No te estás perdiendo nada, Alec. Estamos viendo esto desde dos perspectivas muy diferentes. Realmente no creo en eso del “ojo por ojo.”“
Estaba empezando a sentir que estaba recuperando el control de la conversación nuevamente. Entonces Alec soltó su bomba.
“Entonces, ¿por qué diablos eres un supervillano?”
“Escape.” La palabra salió de mi boca casi de inmediato, antes de que tuviera la oportunidad de siquiera pensar en lo que significaba. No podría haberme tomado el tiempo de pensar antes de hablar, o podrían haber sabido que algo estaba pasando. Lisa casi seguramente lo hubiera hecho.
Pasaron unos momentos de tensión y eché un vistazo a Lisa y Brian. Lisa estaba mirando el diálogo, una pequeña sonrisa en su rostro, su mentón descansando en su palma. Brian era inescrutable, con los brazos cruzados frente a él, sin expresión real en su rostro.
Le expliqué: “Puedo lidiar con la vida real, si puedo dejarla atrás por esto. Pateando culos, haciendo un nombre para mí, pasando el rato con amigos. Divirtiéndome.”
De alguna manera me sorprendió, pero me di cuenta de que lo que estaba diciendo era verdad, así que ni siquiera tenía que preocuparme por alertar a Lisa. Un segundo después, me di cuenta de que podría haber sido un poco presuntuoso. “Quiero decir, suponiendo que seamos ami-”
“Si terminas esa oración,” me advirtió Lisa, “voy a darte una bofetada en la cabeza.”
Sentí el calor de un rubor en mis mejillas y oídos.
“Sí, Taylor, somos amigos,” dijo Brian, “Y apreciamos, o al menos, yo aprecio que hayas confiado en nosotros lo suficiente como para compartir tu historia.”
No estaba segura de qué decir en respuesta a eso. El hecho de que lo haya escuchado y no me haya molestado, significó muchísimo para mí. Solo Alec realmente se estaba entrometiendo demasiado en mis asuntos, y no lo estaba haciendo de una manera mezquina.
Brian frunció el ceño. “¿Supongo que ninguno de ustedes va a compartir su historia?”
Alec negó con la cabeza y estiró sus brazos sobre su cabeza antes de descansar sobre su estómago lleno, su silencio era respuesta suficiente.
Lisa, por su parte, sonrió y dijo: “Lo siento. Me agradan, chicos, pero voy a necesitar unos tragos antes de compartir ese bocado en particular, y no tendré edad para beber por unos años mas.”
“No parece justo que Taylor sea la única que comparte,” señaló Brian.
“Yo... no conté mi historia porque esperaba que ustedes correspondieran,” me apresuré a agregar, “Realmente, está bien.”
“¿Te prestas de voluntario, entonces?,” Lisa le preguntó a Brian, ignorando mis protestas.
Brian asintió, “Sí, supongo que sí.”
[1] Trigger Event o evento desencadenante en español. Un Trigger (lit. gatillo) se puede referir en la vida real a una cosa o evento que genera un estado de ansiedad extrema. Común en las personas con Síndrome de stress post traumático.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.06.15 14:10 shinkoru Mi resumen de la moción de censura

No las tenía todas conmigo, y como cada vez que Podemos hace algo relevante a la hora de tomar la iniciativa política, temía que la cosa pudiera salir mal, no sólo para el partido si no para el futuro del país.
Creo que puedo decir sin pecar de exceso de ilusión que LA MOCIÓN DE CENSURA HA SALIDO BIEN. La intervención de Irene Montero quedará para la historia como un resumen perfecto de los motivos para echar al Partido Popular del gobierno (que es el propósito que le correspondía a Montero antes de la parte propositiva que le correspondía a Iglesias). Cuando se argumenta y habla sobre corrupción, es fácil caer en el insulto, o en resúmenes asépticos simples que todos más o menos conocemos. Sin embargo, Montero, sin límite de tiempo, pudo explayarse en lo concreto, en datos claros y meridianos de las relaciones del PP con empresarios, del robo y la parasitación de nuestras instituciones.
Fue un resumen tan brutal, que se permitió desgranarlo en bloques. Si hay que hablar de corrupción, Gurtel, Púnica y Lezo está bien explicarlos, ya no digo más si a medio debate Irene enumeró (durante más de un minuto) los nombres de cada caso de corrupción vinculado al PP. Si toca hablar de parasitación de la justicia, las escuchas a Ignacio Gonzalez y Zaplana son el prólogo perfecto. Si hay que hablar de Venezuela, SÍ, LA PRIMERA QUE HABLÓ DE VENEZUELA EN EL DEBATE FUE IRENE MONTERO, pues el hermano de Gonzalez untando de pasta a diputados chavistas para seguir saqueando el Canal de Isabel II es lapidario. El bloque del “número 13” (Génova 13, sede de corrupción, despacho de Bárcenas, donde se rompen discos duros y la policía entra 13 horas a investigar) fue muy fino.
De relaciones entre corruptos y corruptores también se habló, explicando bien para qué sirven los palcos de los estadios de fútbol y qué empresas aparecen en los papeles de Bárcenas y por qué.
La intervención de Iglesias fue interesante e importante, pero si alguien en algún momento os pregunta el por qué de ésta moción, el por qué ahora y no antes o que al final “todos son lo mismo” o que “no es para tanto”, simplemente ponedle la intervención de Montero, con palomitas, y preguntad al final si era para tanto o no, porque una vez terminado el resumen no debería haber gobierno que se sostuviese en un país normal. De hecho, la intervención de Montero fue tan contundente, que el PP se vio obligado a cometer su primer error: RAJOY SALIÓ A CONTESTAR. Otra prueba de que no les salió todo lo bien que pensaban la moción a Cifuentes, es que en ésta ocasión no se atrevieron a dejar a un portavoz lamebotas a responder a Podemos, y por éllo, por salir Rajoy a debatir directamente con muchos turnos de contrarréplica, SE ELEVÓ LA MOCIÓN DE PODEMOS DE CIRCO A UNA MOCIÓN DE CENSURA CLARA AL LÍDER DEL PP.
Por supuesto Rajoy salió a lo suyo, chascarrillos, puñetazos con mentiras y calumnias vestidos de educación y frases vacías estilo gallego, etc. El problema es que, entre los problemas que tuvo para leer su propio papel (que todo el mundo sabe que él no se escribe) y la forma de expresar ciertas cosas que a veces olía más a Rafa Hernando que a Rajoy, le dió otro arma a Podemos que Iglesias explotaría más tarde. Digno de mención es la cantidad de interrupciones por berreos de la bancada Popular, fueron tantas que hasta la presidenta del congreso (del PP) acumuló tantos parones para que se callasen que a punto estuvo de empezar a llamar al orden y empezar a echar diputados (cosa que nunca pasaría claro, pero sólo la amenaza demuestra que por una vez se tomó en serio su trabajo)
Llegó la intervención de Pablo Iglesias, que se extendería por 3 horas, y aquí llegó la primera sorpresa para mí que me dejaba clara la estrategia. En contra de lo que muchos piensan, Iglesias no es “tan duro” en las intervenciones parlamentarias. Suele ser de los más educados y cuando toca sacar la espada, pone tono cabreado pero respetando y tomándose en serio de lo que hablamos. En la moción de censura, sin embargo, la cosa fue más allá: PABLO IGLESIAS SE VISTIÓ DE RAJOY.
Por supuesto sin tirar de lugares comunes, “Rajoyeces” y sin necesidad de leer sus papeles sin parar y mal, Iglesias si se dedicó durante su intervención a elaborarlo todo con un tono entre jocoso, divertido, serio, solemne pero muy, MUY calmado. Actuó como quien podría estar en una pelea de bar en la que le insultan y le escupen a la cara, y el tranquilamente despacha las cosas con chistes y un discurso medido y apaciblle. Creo que ése es un buen resumen de lo que es Mariano Rajoy, que lleva haciendo eso en el parlamento después de haber sido acusado él y su partido (con razón por supuesto) de todo lo que han hecho en España.
Antes del primer bloque Iglesias puso en solfa el por qué de que Rajoy se rebajase a contestar a Montero, y un resumen de autoreivindicación de Podemos muy clásico en Podemos. Lo más importante de la primera intervención, fue la interpelación muy educada al PSOE para pedir que se pusiesen de acuerdo, tendiendo la mano y apelando a la lección democrática que dio su militancia al elegir a Sánchez. Al utilizar con respeto las bases del PSOE. se rebaja la tensión y se alimenta la idea que se convirtió en el objetivo de toda alusión al PSOE (todas respetuosas y humildes): trabajar con Podemos para buscar la alternativa.
El primer bloque fue complejo, pues el “profesor universitario Iglesias” se dispuso a dar una clase de historia de España para hacer entender los símiles con la situación actual. La coletilla de “¿y por qué les cuento ésta historia sobre (introducir tema)?” para pasar a explicar la coincidencia en la España de hoy ayudaba a tener un tono más ilustrativo y, por lo menos, entretenido (en mi opinión). Parece broma, pero tirando de parlamentarismo e historia del siglo XIX se puede hablar de puertas giratorias, corrupción, mordidas, y relaciones de poder con marqueses llevando grandes empresas que untan de pasta a miembros del gobierno, de todo.
Lo bueno vino en la última hora y media del debate, y es sobre lo que ya os digo yo que NADIE VA A HABLAR SOBRE ELLO: medidas. Medidas de gobierno, medidas de sentido común, medidas algunas del programa de Podemos otras más al hilo de cosas que ya están en trámite en el congreso pero que normalmente terminan paralizadas por los de siempre.
Al igual que después de la famosa rueda de prensa “donde Iglesias se pidió el CNI” (cosa que NUNCA PASÓ), la postverdad que hay que crear en las cabezas de todos los que hablen de la moción sin haberla visto (probablemente el 99% de los españoles) es que NO SE PROPUSO NADA. Hay que convencer que LA ÚLTIMA HORA Y MEDIA DE MEDIDAS NO PASÓ asi que ya os voy diciendo que si alguien, en el bar, en el curro, o donde sea, pretende extender esa falacia, no tenéis más que ponerles el video de youtube. Lo mejor fue que, salvo excepciones, no fueron lecturas de puntos sin más, si no que cada punto tenía una coletilla explicando por qué es necesario o qué han hecho otros partidos para que se necesite de dicha medida.
Los bloques tratados fueron reforma laboral, cambio de modelo energético, redistribución de riqueza vía salario mínimo, arreglar la fiscalidad de España (con bofetada a un ministro que se dedicaba a leer en lugar de escuchar) y docenas de medidas muy concretas que explicadas con calma y sin límite de tiempo lograron que para cuando terminase la intervención, Pablo Iglesias salió como un candidato PRESIDENCIABLE, no como un bufón de circo que no tiene programa ni podria jamás ser presidente.
Como exiliado no puedo dejar de reconocerle a Iglesias que sea el primer político al que escucho, al hilo del Brexit, reivindicar la protección que hay que dar a los españoles que vivimos en Inglaterra, sus derechos laborables y protección social. EL bloque capital fue el de Cataluña, y de nuevo se dió una clase magistral, tirando de historia, de autores conservadores, de lo que pasó en la guerra civil, de lo que pasó con el Estatut, de lo que representa el intento de la monarquía de un centralismo que siempre fue resistido en varios territorios, todo ello para hacer entender lo que pretende Podemos mediante la fraternidad que promueve, que a éstas alturas es lo único que yo creo que puede resolver la situación, si es que todavía es posible (a veces lo dudo).
Ese bloque también sirvió para la apelación a otras nacionalididades como la Vasca, clave en el caso de pretender tener los votos necesarios para forzar la alternativa. Andalucía, Galiza, incluso las islas Baleares sirvieron para hacer un alegato sobre el trato del PP a dichos territorios, su idea de país enfrentada a la de Podemos, que no se puede acusar que no está informada al hilo de lo expuesto en el debate. LO MÁS IMPORTANTE fue la relación Podemos-PSOE en el debate. Fueron numerosas las tendidas de manos al PSOE con mucho respeto, y, en contra de lo que me temía, el portavoz del PSOE DECIDIÓ TOMAR EL GUANTE EN LUGAR DE ATACAR. La posición no era fácil, pues tenía que vender la ABSTENCIÓN DEL PSOE A PODEMOS (imposición de Sánchez y ejemplificación del cambio en el PSOE que nadie puede negar) por estar de acuerdo con la necesidad de echar al PP y al mismo tiempo el no votar a favor por razones obvias (explicadas con argumentario socialista fácilmente desarmable).
Creo que no soy ingenuo si digo que, al margen de velados ataques al hilo de un argumentario filtrado de Podemos del portavoz del PSOE o los pequeños ataques sobre el tema de permitir el gobierno de Rajoy por parte de Iglesias, el tono global fue de TENDER PUENTES y esa es la gran baza de Podemos para resolver la situación.
Se le ha dado a Sánchez la posibilidad de, después de su congreso, poder anunciar que va a proponer una moción y buscar apoyos para que triunfe. Evidentemente, está el peligro de que intente otra vez acercar a Podemos y CIudadanos como intentó burdamente en las negociaciones de gobierno de 2016, donde cedió el 80% de su programa a Ciudadanos y pretendió forzar la abstención de Podemos. COMO MILITANTE VOTÉ EN CONTRA DE DICHA TRAMPA Y SIGO ESTANDO DE ACUERDO CON MI VOTO. En todo caso, debería intentar lo mismo al revés, conseguir que una negociacion ardua entre Podemos y PSOE fuercen que CIudadanos al menos se abstenga, pero eso en un partido que siempre tuvo como objetivo (confesado por Villacís hace tiempo) que Podemos no tocase poder es IMPOSIBLE asi que corresponde a Sanchez el buscar la manera de reconciliarse con las nacionalidades de España y los partidos que las representan, desvinculándose de las tesis del Susanismo y atreverse a CAMBIAR. Lo de “plurinacionalidades culturales” es un paso, pero no es suficiente. Quiero pensar que el plan de Sánchez no es alargar la situación hasta que haya nuevas elecciones, entretanto atacando a Podemos intentando ocupar su espacio. Si intenta ir por esa senda, como decia el argumentario de Podemos, la cosa va a consistir en hacer ver a todos las contradicciones de aquel partido de “izquierdas” que se dice fuerza “de gobierno” que sigue sin entender a su país y que no sabe como abordar la cuestión catalana, clave en todo ésto.
Si los próximos meses no se consigue un avance prometedor antes del 1 de Octubre, el referéndum unilateral va a volver a tensar la situación, me temo que mucho más que el anterior referéndum, porque vista la perspectiva de ningún cambio a nivel estatal (a no ser que se confirme mi sensación sobre la moción, el PSOE y Podemos) no sería descartable un voto masivo de desconexión de España con bastante razón en mi opinión, que nunca fui independentistas.
La tesis de que la llegada de una República a Cataluña puede forzar lo mismo a futuro en el resto del estado es algo que está en el imaginario de muchos que estamos en Podemos y en un estado donde el Partido Popular todavía detenta los poderes del estado, es una bomba de relojería que podría hacer más daño que alegrías.
Por una vez está en manos de Sánchez, y yo espero que no la joda, aunque como mal menor tengamos que aguantar un gobierno en coalición con uno de los partidos responsables de que estemos donde estamos.
“Que la esperanza derrote al miedo” terminó Iglesias y a mi ya no me queda otra cosa que esperar.
submitted by shinkoru to podemos [link] [comments]